Según un informe de Bloomberg, las operaciones mineras de estaño están atravesando una época muy beneficiosa. Bolivia sería una excepción por los altos costos de producción.

En 2008 la empresa Apple Inc. Vendió 11,9 millones de iPhones, este año el número será superior a los 150 millones. Estos aparatos al igual que todos los demás aparatos electrónicos usan soldaduras de estaño.

Esta es precisamente la demanda que ha logrado sostener el precio del estaño en un nivel históricamente altísimo.

Las minas del planeta no dan abasto y este año el mundo enfrenta desabastecimiento. El estaño que utilizan para fabricar aparatos electrónicos, viene de la producción minera y cada vez en mayor proporción del reciclaje.

Para este año se espera que la demanda de estaño sea superior en algo más de 2% a la oferta. En otras palabras el precio seguirá subiendo.

Las empresas mineras han aprovechado el alza en el precio que empezó en 2006. No todas claro pues algunas como es el caso de la minería estatal en Bolivia aprovecharon los altos precios para aumentar el número de trabajadores pero no la producción. Esto hace que sea más caro extraer estaño en Bolivia.

El costo de producción aumenta, pero como el precio internacional sube, existe la ilusión de que se está produciendo más, cuando en la realidad la productividad de los trabajadores está cayendo.

Con la promulgación del Decreto 2044, el presidente Evo Morales comprometió esta semana la entrega de Bs 350.568.240 como contrato de préstamo en beneficio de la Empresa Minera Huanuni (EMH) para mejorar su producción.

En anuncio ha generado algunas críticas pues es invertir en ineficiencia.

En una entrevista con El Deber de Santa Cruz, el presidente de la Cámara Minera del Oriente, Omar Moreno, asegura que toda empresa que tiene exceso de personal, como es el caso de Huanuni, por más que el yacimiento minero sea noble y haya tecnología de punta, si sus costos de operación son muy altos y la producción es baja, no se justifica una nueva inyección de recursos.

Moreno también indicó que cualquier financiamiento debe contar con el respaldo de un plan de inversión y que lo acertado será invertir en exploración para reponer reservas y en adquirir tecnología de punta.

En 2013 el Gobierno reconoció una caída del 11,5% de la producción en Huanuni.

Moreno menciona uno de los puntos clave para la minería en Bolivia que es la falta de exploración.

Los minerales son, después de todo, recursos no renovables y las minas se agotan cuando se ha extraído todo el mineral que contienen, no importa cuán rico se el yacimiento, tarde o temprano se termina.

Los nuevos yacimientos se deben encontrar con exploración y búsqueda, algo que en Bolivia es muy difícil pues esto requiere inversión. Bolivia ocupa uno de los últimos lugares a nivel mundial entre los países en los que los inversionistas mineros quieren invertir.

Pro la falta de leyes que protejan las inversiones. De hecho según el Fraser Institute Bolivia tiene la peor calificación en cuanto a respeto a las leyes de propiedad.

 

Comments are closed.