El precio del estaño está en su nivel más bajp desde septiembre de 2009. El precio del oro está en su nivel más bajo desde hace 7 años.

Las empresas petroleras más grandes del mundo han anunciado reducciones en su inversión en nuevos proyectos por el bajo precio en el mercado y la sobre oferta.

La reducción hasta ahora llega a los US$ 200.000 MM. Las empresas simplemente no ven el beneficio de aumentar las inversiones en este panorama de sobre oferta y un crecimiento en la demanda que no alcanza a la oferta.

El impacto sobre los ingresos de los países que dependen de las exportaciones de materias primas ya se empieza a sentir en las utilidades de las mpresas que operan en estos países.

Según el periodico El País de España, Por segundo año consecutivo, las ventas combinadas de las 500 mayores empresas de América Latina por volumen de negocios han descendido: un 4,5% menos en 2014 respecto a 2013.

Esto ha permitido que YPFB ascienda 31 puestos en el ranking de las empresas de la región y se sitúa en el puesto 57.

Pero el mensaje que encierran estas estadísticas es que el fin del súper ciclo llega con una reducción en el nivel de consumo de los pobladores de los países exportadores de materias primas.

Hasta ahora las cifras oficiales de crecimiento en Bolivia han reaccionado de una forma increíble, literalmente difícil de creer.

En el primer cuatrimestre del año las exportaciones del país han caído en 28,59% en valor. Esto en un país que es considerado como uno de los dependientes de las exportaciones de materias primas. Sin embargo, las cifras oficiales del crecimiento económico dicen que nuestra economía ha crecido en 5,15% en el mismo periodo.

Por ahora la explicación es que el mercado interno ha crecido de tal forma que aun con la desaparición de un tercio de las exportaciones nuestra economía sigue creciendo.

Pero las cifras oficiales no son el único indicador que refleja la salud de la economía. Las protestas de algunos sectores que han sido afectados directamente por la reducción en las exportaciones podrían ser consideradas como síntomas de esta reducción en el gasto disponible de los Bolivianos que resulta de la caída en las exportaciones.

En Boliva por supuesto también están en juego otras fuerzas que pueden aumentar los recursos disponibles en tiempo de crisis regional.

Las devaluaciones de los países vecinos crean desequilibrios que los contrabandistas y comerciantes de nuestro país han sabido aprovechar durante años. El flujo de contrabando de productos  chilenos hacia Argentina o Brasil y viceversa resulta fácil en Bolivia por la falta de controles en las fronteras.

También está el factor narcotráfico con las avionetas que van y vienen hacia y desde los vecinos. Este tráfico ilegal de cocaína y dinero en forma de oro y billetes también deja utilidades para el país.

Normalmente estas utilidades no se registran en las estadísticas oficiales excepto, excepcionalmente,  en el caso del oro que llega de contrabando para aprovechar los bajos aranceles y les sirve a los narcos para lavar narco dólares al mismo tiempo que se logra enviar los recursos de vuelta a los países consumidores.

En estos casos excepcionales la economía ilícita logra dejar su marca en las estadísticas oficiales. Algunos expertos sugieren que esta sería la explicación de cómo Bolivia ha logrado crecer en más de 5% mientras un tercio de sus exportaciones se ha desvanecido.

 

Comments are closed.