La malversación de fondos del Estado en tiempos de elecciones generan daños económicos que pueden afectar a la economía de un país más allá de un periodo electoral.

La teoría económica que describe el fenómeno se llama Ciclo Político de Negocios. Y describe una situación en la que las elecciones reñidas en un país lleva a los partidos de gobierno a incentivar la economía antes de las elecciones, para reasegurar su reelección, lo que causa un enfriamiento económico en el periodo después de las elecciones. Esto puede incluir recesión y altos niveles de inflación.(http://www.yale.edu/scr/kaplan.pdf) (http://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2013/wp13153.pdf)

El fenómeno no es Nuevo y ha sido estudiado por economistas desde hace años. Los lugares donde se realizan estos estudios son precisamente países pobres en América Latina y en África.

Los estudios de este fenómeno del Ciclo Político de Negocios, muestran que después de el gasto excesivo que hacen los gobiernos que buscan la reelección suelen llegar los efectos negativos que pueden durara hasta tres años.

Son los años en los que la economía debe enfrentar todos los gastos que se realizaron antes de las elecciones. Esto incluye déficits presupuestarios, algo que ya se ve llegar en Bolivia.

El propio ministro de economía y finanza habría reconocido que este año se podría registrar un “pequeño” déficit fiscal, debido a las inversiones realizadas en el Plan Patujú en el Beni y los eventos del G77+ China.

En el discurso del 6 de gasto el presidente Morales también hablo del déficit y también lo relaciono con el gasto imprevisto del G77+ China.

El tema se ha complicado con una nueva denuncia que es parte de la campaña electoral pero está directamente relacionado a la economía del país.

El Movimiento Sin Miedo (MSM) presentó este martes una grabación en la que se escucha presuntamente la voz del presidente Evo Morales, en diálogo con sus militantes, reconociendo que la cumbre del G77+China fue organizada como parte de su campaña electoral para ganar las elecciones del 12 de octubre próximo.

La acusación es grave y no ha sido comprobada. Pero en todo caso estaría lejos de ser el primer caso de uso de fondos del Estado para ganancia política en la historia del país. Aunque con un costo de US$75MM, podría ser un nuevo record.

Volviendo al tema de la teoría económica y el Ciclo Político de Negocios, en el caso de Bolivia se presenta un caso poco común y es un periodo electoral extremadamente largo.

Las elecciones de representantes para la asamblea constituyente, las elecciones para la aprobación de la constitución, la reelección de presidencial de 2009, las elecciones judiciales, y varias elecciones municipales, de gobernaciones y las regionales por la autonomía.

Han generado un periodo sostenido de gasto preelectoral.

Si la teoría del Ciclo Político Electoral se comprueba en Bolivia estaríamos ante un periodo post electoral con grandes desafíos para la economía. Pues la teoría dice que ahora se viene una reducción en el gasto y altas tasas de inflación. Para Bolivia estos recortes en el gasto coinciden con los recortes en la producción de gas natural previstos por YPFB para el 2916.

 

Comments are closed.