http://www.ft.com/cms/s/0/44955dfc-55d2-11e3-b6e7-00144feabdc0.html#ixzz2lkOUaTQa

El precio del petróleo está recuperando debido a algunos ajustes de corto plazo en la producción de la zona del oriente medio. Pero la industria se muestra confiada de que en 2014 Irán llegue a un acurdo sobre su programa nuclear lo que permitiría que se levanten las sanciones que han impuesto tanto EEUU como la UE.

Las sanciones han reducido las exportaciones de Irán a menos de la mitad de su capacidad y le han obligado a replantear su programa nuclear, cambiar su presidente y buscar mejores relaciones con EEUU.

Pero Irán no es el único aliado Boliviano que afecta el mercado mundial del petróleo. La inestabilidad de Venezuela fue identificada como uno de los mayores riesgos para la estabilidad del precio internacional del petróleo para 2014.

En un encuentro en México los más altos representantes del mercado de petróleo mostraron temor sobre el futuro de la economía Venezolana y lo que esto significaría para su producción petrolera.

El principal temor está a la vuelta de la esquina. En diciembre se esperan elecciones municipales en Venezuela y los analistas consultados por el FT aseguran que hay la posibilidad de que se desaten protestas que lleven a elementos opositores dentro del ejército venezolano a intervenir.

Cualquier golpe de estado llevaría a los chavistas a paralizar operaciones en la estatal PDVSA, dice el informe.

El segundo temor está relacionado a la catastrófica administración económica del socialismo del siglo XXI.

Desde 2007 China se ha comprometido a prestarle a Venezuela más de US$40.000MM que le han ayudado a mantener la economía a flote. Sin embargo, algunos comercializadores internacionales de petróleo aseguran que Venezuela no está pudiendo producir más que los 300.000 barriles diarios de exportación que son un requisito para que China continúe prestando dinero.

“Es cuestión de tiempo antes de que Venezuela caiga en mora sobre las deudas que tiene con China. Y son más dinero tendrán problemas para pagar sueldos y habrá problemas” asegura un analista experto consultado por el FT; quien recomienda que los mercados deben tomar en cuenta una fuerte reducción en la producción venezolana en sus predicciones para el 2014.

El gobierno venezolano ha estado endeudando a PDVSA para cubrir sus crecientes gastos. El ministerio de petróleo del país dijo que la empresa emitiría bonos por US$ 4.500MM antes de fin de año mientras que Colombia dice que se le han ofrecido bonos de PDVSA para cubrir las importaciones de ese país que son principalmente de alimentos básicos.

Para Bolivia la crisis de Venezuela tiene serias consecuencias económicas. Por un lado una reducción en la producción petrolera de Venezuela significa que podríamos vernos obligados a buscar otros proveedores de combustibles para importar.

Venezuela nos vende la totalidad del diesel y parte de otros carburantes que debemos importar. Las importaciones de combustibles superarán los US$1,000MM este año.

Por otro lado el gobierno del boliviano no disimula el hecho de que es parte del socialismo del siglo XXI y del Chavismo. El casi inevitable desastre económico de Venezuela pondrá en evidencia las fallas del sistema chavista.

 

Comments are closed.