Un informe difundido por la Cámara Nacional de Industria sostiene que el país ocupa el último lugar de exportaciones industriales manufactureras en Sudamérica.

Las exportaciones industriales manufactureras de Bolivia apenas llegan a 4,9%, Ecuador y Paraguay comparten el penúltimo lugar pero sus exportaciones industriales manufacturadas representan casi el doble con 8,8%.

Según estudio de la Cepal, los tres países con mayores exportaciones industriales son Brasil con 34,7%, Argentina con 31,2% y Uruguay con 23,8%.

La mala noticia es que en Bolivia la cifra no está mejorando si no empeorando. Según el informe difundido por la Cámara Nacional de Industria.

En 2005 el porcentaje de exportaciones industriales manufactureras bolivianas, respecto del total, alcanzó a 10,6%, en 2007 descendió a 8,1%, en 2009 bajó a 7,1%, en 2011 cayó a 4,5% y en 2012 se situó en 4,9%.

Este año las condiciones podrían ser peores, según informó ayer el presidente de la Confederación de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Víctor Ramírez.

Las exportaciones de textiles bolivianos   a Venezuela cayeron en 50%, debido a la crisis económica que vive ese país caribeño desde julio de 2013 a enero de este año.

En otro tema y bajo las nuevas leyes y régimen de libertad de expresión, el ministerio de Economía y finanzas  nos ha hecho llegar una carta en la que piden aclarar un anota difundida por otro medio y citada en este espacio:

“Que llama la atención a que para 2014, se ha programado un déficit e 3,2% para el cual el BCB desembolsó el viernes pasado un préstamo de liquidez de Bs 2.800MM y todo indica que no hay muchas posibilidades de que esta vez la suerte ayude para revertir la situación como en 2013 cuando gracias a los precios internacionales se logró reducir el déficit programado.”

Al respecto el ministerio señala y aclara los siguientes aspectos:

“Por tanto, las aseveraciones respecto a que se realizó un préstamo de liquidez, el pasado 7 de febrero, son falsas puesto que el mencionado desembolso no se efectuó. Asimismo se rechaza la declaración (de aquel medio) en sentido de que el crédito de liquidez se destine al financiamiento del resultado fiscal programado en 2014, como era habitual en gestiones de gobiernos anteriores que utilizaban los recursos para pagar salarios generándose una cuantiosa deuda interna.”

 

Comments are closed.