El precio del oro logró su alza más fuerte del último mes durante la jornada del jueves debido a un colapso en los precios de las empresas que cotizan en las bolsas internacionales. Los precios de las acciones se recuperaron a lo largo del día pero el precio del oro se mantuvo fortalecido con los inversionistas que buscan la seguridad del metal precioso. La incertidumbre sobre la estabilidad económica de China y los países desarrollados contribuyen a la recuperación

El precio del estaño sigue bajo pero las empresas más eficientes siguen aumentando la producción. La cotización aún se mantiene por debajo de los US$ 7 la libra fina y esto es menos de lo que se estima es el costo de producción en Bolivia.

El caso de Huanuni es el más preocupante, porque tras una contratación masiva la empresa pasó de tener 800 trabajadores a 4700 con lo que los costos laborales pasaron de 25% del costo total al 80%.

Ahora que el precio está bajando la empresa está trabajando a perdida lo que quiere decir que le cuesta más a esta empresa estatal producir estaño de lo que el mercado paga por este estaño. Hasta julio le ha costado a los bolivianos US$ 12 millones mantener a Huanuni funcionando.

Mientras en Bolivia se consideran despidos y cierres, en Inglaterra, gracias a nuevas técnicas de extracción, Drakelands Mining abrió esta semana la primera mina metálica (estaño y tungsteno) de ese país en 45 años y en Tasmania, Stellar Resources Limited anunció una reducción en su costo de operación del 12,9% y mejoras en la recuperación de mineral, que le da mayor rentabilidad.

Y es que los adelantos tecnológicos están abaratando la producción de mineral en todo el mundo. Bueno en casi todo el mundo porque esto sólo es cierto de los países y las empresas que han invertido en nueva tecnología e investigación.

El súper ciclo de las materias primas fue una oportunidad para financiar esta investigación y el desarrollo de nuevas técnicas especializadas para explotar yacimientos de forma más eficiente. El caso de Drakelands es impresionante ya que es una operación de minería de estaño que opera en un país desarrollado como Inglaterra, donde los costos de mano de obra son de lejos superiores a los de Bolivia, y allí resulta que una mina de estaño es rentable, mientras que en Bolivia no.

A nivel mundial las empresas minaras han anunciado US$ 65,300 MM de inversiones n los últimos 12 meses y esto suena alentador, hasta que se copara con los anteriores 12 meses cuando la cifra era de US$ 100.000 MM.

Según el Banco mundial los precios de las materias primas y sobre todo los metales industriales se mantendrán en la situación actual al menos durante los próximos 3 años.

Bolivia está en las listas de los países en los que no hay que invertir, la falta de respeto a las leyes de propiedad son citadas como el impedimento número uno para la inversión minera en el país.

Los avasallamientos y las nacionalizaciones son citados en las encuestas a empresarios mineros. El informe del Frasier Institute muestra que las condiciones naturales en Bolivia son buenas y las expectativas sobre los yacimientos son positivas, y sin embargo los empresarios se mantienen alejados por la inseguridad jurídica. Con la caída de las cotizaciones esto sólo ha empeorado.

 

2 Responses to 25 septiembre 2015 – Análisis Económico

  1. Lo cierto es que nuestra economía esta repuntando, pero en dirección opuesta, mientras la producción de coca, el contrabando, la falta de empleo, son los platos exquisitos de cada dia, el gobierno como siempre habla de lo bien que estamos los bolivianos, olvidando que los movimientos sociales o mas bien los lideres de los movimientos sociales se han convertido en los nuevos ricos a costa de imponer el voto dirigido, la consigna declarada y sobre todo los gastos excesivos en constantes eventos sindicales, hace de Bolivia un país donde se dice salvese quien pueda.

  2. Flavio Jorge Suyo Garnica dice:

    Lo que anota el Banco Mundial es preocupante, sobre todo pára mi país y sobre todo para Potosí, donde toda su economía esta basada en la minería, pues no se ha podido diversificar nuestra economía, pese a que Potosí es una departamento históricamente minero, pero demograficamente agrícola, éste último sector de la economía nunca ha recibido el impulso necesario para ser parte importante de la economía potosina y boliviana. Tres años de crísis en mucho tiempo, espacio en el cual sucumbirá el MAS, partido político que en esta época de bonanza de las materias primas no se ha ocupado de realizar inversiones de mejoramiento tecnológico en el sector minero menos en el de los hidrocarburos, así que la crisis hará desaparecer a este partido político por no cumplir a futuro, con el pago de tantos bonos inventados por Evo, lo que provocará descontento en el pueblo y su consiguiente alzamiento, para derrocar a este gobierno corrupto..