Los ingresos de Bolivia por la exportación de hidrocarburos están cayendo. En el tercer trimestre de este año las exportaciones de hidrocarburos en general cayeron en 38,6% en relación al mismo periodo del año anterior.

Esta caída corresponde a una reducción en el valor de las exportaciones de gas natural de 35,7%. La exportación de otros combustibles cayó en 67,1% según las cifras del INE. Las exportaciones de gas licuado de petróleo cayeron en 61,8%.

A principios de año cuando esta reducción en los ingresos del país eran sólo proyecciones, se había establecido que la caída de precios no afectaría a los ingresos del país porque la reducción en los precios se compensaría con un aumento en los volúmenes de exportación.

En la realidad esto no se ha logrado.  Cuando los precios del petróleo empezaron a caer, los analistas advirtieron que si no se lograba aumentar los ingresos Bolivia tendría que recortar los gastos o recurrir al endeudamiento. Aun entonces no se veía factible el aumento en los volúmenes de exportación para contrarrestar la caída de precios.

El nuevo presupuesto para el 2016 muestra un déficit de 4,5% y se confirma que esto será cubierto con deuda y con austeridad, tal como lo habían previsto los analistas.

Según El Diario de La Paz, el proyecto de ley del Presupuesto General del Estado 2016, que dio a conocer este lunes el Viceministerio de Presupuesto y Finanzas Públicas, establece que los sectores de turismo, cultura, deportes, seguridad social, minería, comunicaciones y recursos hídricos recibirán menores recursos de inversión.

Eso en cuanto a los ahorros. Por el lado de endeudarse; El gobierno anunció que se prevé emitir bonos soberanos por $us 1.000 millones en la próxima gestión 2016.

Según El día de Santa Cruz, Jaime Durán, viceministro del presupuesto y contabilidad fiscal, anunció que debido a la buena recepción que tuvieron los bonos soberanos colocados hace más de dos años,  se está trabajando para que se emitan nuevamente para captar recursos.

El economista Teófilo Caballero señala que si los recursos obtenidos por los bonos soberanos son para inversión en desarrollo productivo y carreteras, el gobierno debe presentar a la Asamblea Legislativa Plurinacional el detalle de los proyectos, caso contrario considera que los bonos soberanos se convertirán en un “gasto soberano”.

La diferencia entre inversión y gasto es que las inversiones implican recuperar lo invertido.

Para Bolivia el tema es importante porque la caída de los recursos se debe eventualmente contrarrestar con mayor producción como lo había establecido el gobierno a finales del año pasado pero la inversión necesaria no se ha logrado.

Principalmente porque no existen las condiciones para atraer inversión un ejemplo es el sector hidrocarburos en el que a pesar de todos los ofrecimientos e invitaciones, la Inversión Extranjera Directa (IED) bruta en el sector de hidrocarburos disminuyó en 35,8 % en el primer semestre del año, según datos del Banco Central de Bolivia (BCB).

 

Comments are closed.