El precio del cobre ha alcanzado su nivel más bajo en tres años. El cobre es uno de los metales industriales que se usa como barómetro del consumo industrial a nivel mundial.

Las tasas de interés en la China han estado subiendo como consecuencia de los temores sobre una reducción en el ritmo de crecimiento de ese país.

China es el mayor consumidor mundial de insumos industriales como el cobre y otros metales industriales. Actualmente se estima que alrededor del 40% de los metales industriales terminan en China;  entre ellos el estaño y el zinc, que también han visto su precio caer en los últimos 10 días.

La economía mundial se está recuperando pero los patrones de crecimiento están cambiando. Los países desarrollados están empezando a mostrar señales de recuperación. EEUU ha anunciado que para fin de año podría empezar a reducir los niveles de incentivo económico que ha estado aplicando bajo el sistema de QE (imprimir billetes).

En Europa, se estima que este año finalmente la zona euro tendrá cifras positivas en cuanto a acrecimiento económico, no serán cifras altas, pero al menos serán positivas.

Entre las economía emergentes los prospectos son menos alentadores. Si bien el crecimiento económico de estos países será mucho más alto, el ritmo se está reduciendo.

Esta combinación de recuperación en las economías desarrolladas y desaceleración en los mercados en emergentes, está cambiando los flojos de capital a nivelmundial.

Los bajos prospectos de crecimiento de los países desarrollados habían resultado en  que los inversionistas empezarón a buscar inversiones interesantes en los mercados emergentes.

Una delas consecuencias fue una inusitada ola de compra de bonos soberanos de algunos países en desarrollo que en el pasado no se habrían considerado viables por ser muy riesgosas.

Bolivia se benefició de este apetito por bonos soberanos y logró emitir US$500MM a una tasa muy favorable de 4,8%. Una tasa tan baja es inusual para el mercado internacional cuando se trata de una emisión  de un país como Bolivia y su alto nivel de riesgo. Pero el apetito por estos bonos era tal que inclusive algunos países del Africa se beneficiaron con emisiones nunca antes vistas.

Al respecto el Gobierno reconoció ayer que las condiciones financieras del mercado mundial de capitales, no son las más adecuadas para la colocación en los mercados bursátiles de la segunda emisión de los bonos soberanos por un valor de $us 500 millones. “Estamos evaluando la condiciones financieras con los bancos y las calificadoras de riesgo contratados, quienes oficiarán de hacedores del mercado.” Aseguró ayer el ministro de economía Luis Arce Catacora.

Se tiene contratado además el gabinete jurídico correspondiente, sostuvo la autoridad. “Lo único que nos está prohibiendo en este momento emitir los títulos son las condiciones financieras de los mercados internacionales los cuales lamentablemente en los últimos meses se han revertido, es decir, que las tasas de interés en los mercados internacionales han estado subiendo”, indicó.

Este es un reflejo de la recuperación en las economías desarrolladas que ofrecen un riesgo mucho menor en comparación con los mercados emergentes.

Para Bolivia la emisión de bonos fue una señal de confianza de parte del mercado, pero en realidad fue el reflejo de un mercado que estaba dispuesto a comprar bonos sin mirara a quien. Ahora que las condiciones están mejorando para el mercado internacional, Bolivia se hace menos atractiva.

Sin embargo, esta no es necesaria mente una mala noticia para Bolivia que no debería estar tratando de conseguir más deuda, sino de reducirla. Aunque estos bonos representan una deuda barata, Bolivia no debería estar buscando endeudarse ahora que tiene ingresos tan altos.

 

Comments are closed.