Esta semana que termina, estuvo dominada por dos noticias que tienen que ver directamente con los hidrocarburos en el país.

Por un lado se presento con un gran retraso la cifra de las reservas de gas natural.

Y también se anunció una decisión de decomiso de los autos Chutos que son los vehículos que entran al país de forma ilegal, sin pagar impuestos y que consumen el combustible subvencionado que se vende en el país.

Como dice hoy una nota de Página Siete de La Paz La certificación de reservas de gas y petróleo fue presentada después de cuatro años, cuando la Ley 3740 de Desarrollo Sostenible del Sector de Hidrocarburos manda que hasta el 31 de marzo de cada año se debe publicar el volumen de la  riqueza hidrocarburífera  en el país.

Loa más importante de la nueva cifra de las reservas es que muestran que el consumo es mayor a la reposición. Más aun es menor al anunciado por YPFB en años y meses pasados.

El presidente Evo Morales reveló que lo que queda de gas en los yacimientos en explotación llega a 10,45 TCF.

Según El Diario de La Paz, Informes confidenciales dijeron que la empresa canadiense entregó su informe y que la cifra final es un poco menor a la del año pasado, pero que por alguna razón electoral se transformó en un incremento de 5,3%.

El discurso del presidente tuvo el propósito de asegurar que las reservas de gas garantizan una provisión normal de gas, en el actual ritmo de producción.

Los expertos en el tema dicen que en este momento la producción de 60 millones m3/d consume 0,8 TCF por año, lo que permitiría calcular que, en efecto, las actuales reservas podrían llegar apenas hasta 2025.

De todos modos, especialistas más acuciosos observan que no es posible extraer todo el gas contenido en un depósito, porque cuando se está agotando el gas disminuye la presión de salida.

Lo que dijo el presidente es que está garantizada la exportación de gas a Brasil y Argentina.

En este mes de julio, los volúmenes para Brasil fueron de 33 millones m3/d y lo enviado a Argentina tuvo un promedio de 18 millones m3/d, lo que 51 millones, muy cerca del volumen total de producción, que es de 60 millones.

Es la demanda interna la que no se atiende con tanto esmero. Además de que falta gas para el Mutún, las empresas cementeras siguen con su capacidad de producción restringida por el mismo problema.

En el tema de los Chutos, Lo bueno es que el gobierno se mantiene firme en su decisión de no volver a aprobar una nueva amnistía para los autos chutos.

Lo malo es que en este momento existen 100.000 vehículos chutos en el país, según los cálculos de parlamentarios del MAS que propician una nueva amnistía.

El problema es que mientras se busca capturar a los chutos, en las calles y carreteras del país se hace muy poco por frenar su ingreso.

Es que cada día entran al país 100 chutos por un total de 114 caminos clandestinos que atraviesan la frontera con Chile, según informó la Aduana.

Estos vehículos usan las mismas rutas que usan los contrabandistas de ropa usada, de coca, de droga y de precursores y del combustible subvencionado que los contrabandistas venden s los países vecinos.

 

Comments are closed.