El Fondo Indígena desembolsó Bs 730 millones en 5 años y aprobaron 1.340 proyectos. Aun no seta claro cuento de este dinero habría sido entregado de manera sospechosa.

Mientras tanto la COB a rechazado las ofertas salariales del gobierno y pide un aumento salarial del 15%. Una de las propuestas de la COB es que se calcule el Índice de Precios Consumidor (IPC) de sólo 50 artículos de la canasta familiar y no los 360 que se usa actualmente para calcular la inflación.

Pero todo esto quedó opacado hoy por la noticia de un nuevo descubrimiento de gas natural en Margarita.

La noticia asegura que la empresa petrolera española Repsol aumentó la producción de gas natural en el megacampo Margarita en 2 millones de metros cúbicos por día (MM m3/d) y aseguró una inversión de $us 293 millones hasta el 2018 en explotación.

En realidad, se trata de un caudal de Gas Natural posible de 1,5 a 2 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) en el pozo Margarita 8 (MGR-8).

La diferencia entre posible y real es muy importante en los anuncios de hallazgos de reservas de gas en el país. Es importante tomar en cuenta que este hallazgo es importante para la posible producción en el país ya que entraría en funcionamiento en 2016.

Sin embargo no se trata de un yacimiento nuevo, el pozo es parte de Margarita. El yacimiento sigue siendo el mismo. Para entender mejor se puede pensar en términos de un vaso de agua al que se le ha aumentado una nueva bombilla. Ponerle una nueva bombilla o sorbete, no aumenta la cantidad de agua que existe en el vaso.

La clave de la exploración en Bolivia y el mundo es encontrar nuevas reservas, es decir encontrara otro vaso de agua y no simplemente aumentar bombillas a los vasos que ya se han encontrado.

Este ejemplo ayuda también a ilustrar uno de los fenómenos que se ve en el mercado internacional del petróleo.

Tras la caída en el precio del petróleo las grandes petroleras empezaron a hablar de reducciones en sus proyectos de exploración. Pero esto no afecta al mercado de forma inmediata.

Los proyectos que aun están ejecución siguen aumentando la oferta de petróleo. Esta oferta es la que es responsable por la caída del precio. En el mundo se dio un boom en exploración: cuando los precios se dispararon todos estaban dispuestos a invertir en buscar nuevos yacimientos o en el caso de EEUU invertir en nuevas tecnologías para sacar el petróleo de la tierra.

El resultado, 10 años después, es un aumento en la producción que ha inundado los mercados y resulta en una caída de precios.

En Bolivia en contraste, durante los últimos 10 años no se ha invertido en buscar nuevos yacimientos sino en tratar de exprimir lo más posible de los yacimientos que se encontraron en los 1990. Aumentar más bombillas a los mismos vasos de agua.

Ahora que estos vasos ya se están terminando, se está tratando de incentivar la búsqueda de nuevos yacimientos, pero esto demora mucho y es probable que durante algunos años tengamos que lidiar con la sed. Al menos hasta empezar un nuevo ciclo con nuevos yacimientos.

 

Comments are closed.