El año 2012 significó para el comercio exterior boliviano alcanzar varios récords históricos, según el último boletín del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Las exportaciones superaron la barrera de los 11.000 millones de dólares, mientras que las importaciones ascendieron a más de 8.000 millones, dejando un saldo comercial récord de más de 3.000 millones de dólares (el récord anterior era de 1.958 millones en 2008).

En comparación a la gestión 2011, las exportaciones se incrementaron en 28% mientras que las importaciones aumentaron en un 7%, logrando duplicar el saldo comercial de aquel año.

El valor de las exportaciones nacionales ha estado aumentando gracias al aumento en los precios de las materias primas a nivel internacional.

El 2012, Bolivia logró máximos históricos positivos en la balanza comercial con sus principales socios comerciales: Brasil (2.151 millones de dólares), Argentina (989 millones) y EEUU (862 millones).

Por otro lado, los mayores déficits comerciales bilaterales del país fueron con China (-758 millones de dólares), Chile (-168 millones), Italia (-111 millones), Alemania (-110 millones) y Venezuela (-107 millones).

Un tema que ha estado dominando la atención en esta semana ha sido el de las nacionalizaciones. El Gobierno salió nuevamente ayer al paso para garantizar el cumplimiento de plazos y procedimientos en el marco de las negociaciones por las indemnizaciones de las filiales nacionalizadas de la Red Elétrica española e Iberdrola, también de ese país.

El gerente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Hugo Villarroel, afirmó que su entidad ya cuenta con la cifra calculada por la empresa consultora a la Transportadora de Eletricidad (TDE), nacionalizada a la REE. Sin embargo, no dio a conocer la cifra.

Esta aun debe ser presentada a las españolas que deberán aceptar o rechazar el mondo ofrecido.

En cuanto a nacionalizaciones fue el discurso del presidente el que más atención ha llevado al tema con aquello de: “Si nacionalizar es para producir menos, no hay por qué nacionalizar”.

Las cifras mencionadas por el presidente eran las de la nacionalizada Empresa Minera Colquiri (EMC), que, sólo produce la mitad que cuando la mina era operada por la empresa privada Sinchi Wayra.

Cuando la mina era operada por 959 mineros, la productividad de cada minero era de 0,22 toneladas.

En diciembre de 2012 la productividad de cada minero había caído a sólo 0,12 toneladas. Una caída de 45%, que se explica en parte porque el número de empleados llegó a 1.249.

La Comibol afirma que este año mejorará la producción.

Pero la pregunta persiste, “Si nacionalizar es para producir menos, no hay por qué nacionalizar”.

Según El Diario de La Paz: Que este hecho se reproduzca en el caso de YPFB, que bajó su producción de petróleo a menos de la mitad habiendo triplicado su planilla de empleados, no encaja en el análisis porque no fue una nacionalización en el sentido exacto del término. Pero ayuda a entender.

En 2006 la producción de petróleo de Bolivia era superior a los 10.200 barriles diarios. La última cifra ofrecida por YPFB es de 2011 cuando la producción de petróleo había caído a 4,700 barriles diarios. Es decir menos de la mitad.

Lo que sí ha aumentado son las importaciones de derivados del petróleo que pasó de US$272MM en 2006 a más de US$1.000MM en 2012.

 

Comments are closed.