El Diario: El viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, presentó este lunes los datos más importantes del proyecto de Ley de Presupuesto 2016, el mismo que contempla una mayor presión tributaria contribuyentes y que la economía tendrá un crecimiento del 5.01 por ciento.

Para el 2016, las recaudaciones se elevarán 5.8 por ciento, el IDH seguirá cayendo en 43 por ciento, mientras que el impuesto Especial a Hidrocarburos y Derivados, crecerá 12 por ciento. Los ingresos por impuestos (IVA.IT, UE) subirá de los actuales Bs 43.261 millones a Bs 45.764 millones el año siguiente.

El día: El Presupuesto General del Estado (PGE 2016) proyecta una caída del 43% en los ingresos por hidrocarburos (IDH y Regalías) en comparación de la presente gestión. Asimismo, las transferencias de recursos a las entidades territoriales y universidades públicas disminuirán un 18%.

Entidades subnacionales, las más afectadas. De acuerdo a lo presupuestado, este año se destinó Bs 20.276 millones por concepto de regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), sin embargo, para la próxima gestión el Gobierno ha proyectado Bs 11.555 millones (Bs 4.160 millones por regalías y Bs 7.395 millones por IDH), es decir una disminución en los ingresos de recursos de hasta un 43%

En este marco, las transferencias de recursos a las entidades territoriales caerán de Bs 25.095 millones en 2015 hasta Bs 20.509 millones en 2016.

En este sentido, las gobernaciones recibirán Bs 2.578 millones menos; las universidades Bs 1.869 millones menos; y los municipios Bs 141 millones menos.

Según, Carlos Schlink, secretario de Hacienda de la gobernación, indicó que la disminución del PGE 2016 es mucho mayor a lo anunciado alcanzando a los Bs 14.000 millones y no Bs 4.042 millones, como lo quiere hacer ver el gobierno. Toda vez que han caído los ingresos de operación en las empresas públicas y los ingresos tributarios en regalías e IDH.

“El gobierno está queriendo mostrar que el impacto en el PGE 2016 es poco, pero si analizamos al interior los ingresos corrientes que son los ingresos recurrentes al país, hay una disminución importante de $us 2.000 millones, pero por el otro lado están incrementando los ingresos de capital como ser en algunos casos donaciones y créditos externos, además de incrementar las fuentes financieras (por ejemplo las Reservas Internacionales o las AFP), entonces están inflando estos recursos de capital y financieros porque no son palpables”, comenta Schlink.

Las perspectivas para el año próximo estarán afectadas también por los bajos precios en las materias primas en general que han estado cayendo.

Los metales industriales han perdido gran parte de su valor durante este 2015 y esto ha afectado a las cotizaciones de empresas de minería en todo el mundo.

Si el precio del petróleo sigue en su tendencia actual, los que reciba Bolivia por el gas natural que vende podría seguir cayendo y por ahora los expertos no esperan una recuperación durante 2016.

 

Comments are closed.