Los analistas de Moody’s, Morgan Stanley y el Wall Street Journal están de acuerdo en que el precio del petróleo seguirá en el nivel actual o podría caer aún más.

Morgan Stanley estima que el colapso podría llegar a ser tan fuerte o peor que el de 1986. Mientras tanto, el Banco Mundial ha corregido al alza su pronóstico del precio del brent para fines de este año. Su anterior predicción de cierre era de US$ 53 el barril la nueva es, no es mucho mayor US$57.

Oro: Según los expertos de Bloomberg, los precios del oro han caído al nivel más bajo en cinco años, los inversores no solo están “huyendo” del metal sino que incluso apuestan contra él. Los especuladores están al ataque tras caer durante la mayor parte de 2015, los precios se desplomaron en julio.

El precio del oro tocó los 1.080 dólares la onza troy el lunes, el nivel más bajo desde febrero de 2010, y cayó más de 16% en los últimos 12 meses.

Estaño: Myanmar, el segundo mayor proveedor de estaño de China continua con sus exportaciones con normalidad y hasta ha aumentado sus exportaciones a pesar de que otros países como Indonesia han hecho esfuerzos por frenar las exportaciones con la intención de elevar el precio internacional.

El precio del estaño ha estado cayendo junto con el de otras materias primas por una posible reducción en crecimiento y la inestabilidad de sus mercados bursátiles.

El efecto combinado de estas reducciones en los precios de las materias primas tiene efectos diferentes en la región y el mundo.

El bajo precio del petróleo ha afectado, naturalmente a quienes más dependen de su exportación. En nuestra región esto significa Venezuela. Que sigue en su crisis de abastecimiento y una inflación descontrolada.

Un informes macro económicos de gestión del Bank of America, bajo el nombre de “El libro rojo: 1Q15” afirma “la inflación mensual del año en los primeros cinco meses ha marcado en promedio un 8,7% para una cifra anualizada de 172,4%”.

Esta debilidad económica de Venezuela tiene efectos muy profundos en la región. El expresidente peruano Alejandro Toledo, asegura que se acerca “el inicio del fin de los gobiernos populistas que dan pan para hoy y hambre para mañana”.

Los bajos precios del petróleo le impedirá al gobierno venezolano darle dinero al Caricom para controlar la OEA dijo Toledo al criticar al gobierno venezolano de Nicolás  Maduro.

Otro efecto notorio de la pérdida de peso económico de Venezuela es que la economía cubana se despega de Venezuela y apuesta a turismo de EE.UU.

En Bolivia la caída de precios de las materias primas no se ha relacionado con la crisis del departamento minero por excelencia que es Potosí. Resulta algo ingenuo pensar que la caída en 25% de las exportaciones mineras de Bolivia durante el primer cuatrimestre del año no tienen un efecto sobre la economía de Potosí.

Otro problema que no se ha reconocido abiertamente en Bolivia es el hecho de que la caída en 32% de las exportaciones hidrocarburiferas en el primer cuatrimestre también afectan a la economía del país.

En este sector el efecto se ve en la rendición total de los derechos de los ambientales, con la entrega de los parques nacionales a la exploración y la calificación de la consulta previa como una “pérdida de tiempo”.

 

One Response to 24 julio 2015 – Análisis Económico

  1. Oscar Valverde Vargas dice:

    La caída de los precios de las materias primas, sin lugar a dudas darán como resultado un efecto multiplicador en los precios de consumo masivo, cuyos indices de inflación verán sustancialmente agravados en los sectores mas deprimidos de la economía. Las economías dependientes de sus exportaciones de materias primas no renovables como el caso de Venezuela es y será dramática en los próximos meses. Comparto plenamente con el análisis de siglo 21 en el comportamiento macro económico de la región.