La credibilidad de las cifras la economía es importante para los países. Hay cifras como las de población que ayudan a definir presupuestos y a definir cuantos recursos se necesitan en que lugares.

Pero también hay cifras que son importantes como la inflación, que define aumentos de salarios.

Pero el tema de la credibilidad es también importante en inversiones y en la honestidad general de las autoridades de un país.

En Argentina por ejemplo, un funcionario del ministerio de economía está siendo enjuiciado por procesar a una empresa por presentar una cifra de la inflación que es mayor a la que dice el gobierno es la real.

La verdad es que nadie cree en las cifras oficiales de la inflación en Argentina, hasta el FMI les ha pedido que empiecen a calcular bien su inflación. La formula oficial tiene unas cláusulas muy sospechosas y directamente mentirosas.

Una de estas cláusulas dice que si un producto de la canasta familiar sube en más de 10%en un mes, automáticamente sale del cálculo de la inflación. En efecto esto significa que la inflación mensual nunca podría ser mayor a 10%. Lo que en la realidad los bolivianos y hasta los argentinos saben que es una posibilidad muy real.

En Bolivia se han vivido varios de estos incidentes con la inflación, el más flagrante fue a principios de 2011. Según las cifras oficiales, en diciembre de 2010 la inflación fue de 1,76% y en enero de 2011 llegó a 1,29%. Los bolivianos saben que después del gasolinazo fallido de diciembre de 2010, la inflación fue mucho mayor.

Hoy se está presentando otra de estas contradicciones entre la realidad que viven los bolivianos y la versión oficial de los hechos.

Tras quejas de vecinos en Cochabamba, La Paz, El Alto y Santa Cruz por las largas colas para comprar Gas Licuado de Petróleo (GLP), el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, negó ayer que haya escasez del combustible y pidió a las amas de casa “no alarmarse y mantener la calma”.

Según la versión oficial entonces, las amas de casa de estas cuatro ciudades están paradas en las calles con sus garrafas vacías sin motivo.

Estas señoras  están en la calle con sus garrafas vacías durante uno de los temporales de frio más fuertes del año porque simplemente están mal informadas y el suministro de gas es normal.

“Aprovecho la oportunidad para dirigirme a las amas de casa, no hay escasez de GLP, son hechos esporádicos que se están presentando”, dijo Villegas.

No es la primera vez que Villegas dice algo que es difícil de creer cuando se trata del gas para los bolivianos.

En agosto de 2007 por ejemplo aseguró que YPFB abastecería de 7MMm3d de gas natural a la siderurgia del Mutún. La realidad demostró que este no era el caso cuando la empresa contratada por el actual gobierno para explotar el Mutún se retiro porque no había ni 3MMm3d de gas para el proyecto. De hecho ahora se dice que el Mutún usará carbón el día aquel en el que empiece a operar.

Villegas también anunció a fines del año pasado que Bolivia empezaría a exportar GLP a Paraguay en diciembre de 2012. Esto tampoco resultó.

Una fuerte contradicción se da ahora. El Diario de la Paz, asegura hoy que: “Autoridades de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos tomaron la decisión de suspender las exportaciones que estaban previstas a partir de este 25 de julio, de acuerdo a las previsiones del contrato correspondiente. Asimismo, se tiene previsto activar el proyecto, cuando el mercado interno “esté plenamente satisfecho””.

Según el presidente de YPFB no hay escasez por lo que estas exportaciones podían empezar ya.

Lo más preocupante es la falta de credibilidad y por ahora todos quisieran poder creer lo que dice Carlos Villegas ya que es él quien asegura que las reservas de gas natural de Bolivia están aumentando y no disminuyendo como creen todos los expertos independientes.

Según YPFB los años de explotación sin exploraciones nuevas resultaron en un aumento en las reservas de gas natural. Esperemos que este no sea otro caso de un encuentro de opiniones entre el señor Villegas y la realidad.

 

Comments are closed.