Con la llegada del fin de año y el paso de otro fin del mundo sin consecuencias, Bolivia y el resto de países que usa el calendario juliano, se prepara para un nuevo año.

El 31 de diciembre trae un riesgo específico para la economía  mundial.

Hablamos de lo que se llama “Fiscal Cliff“, y que centra el día a día de la política y economía de los USA, hasta el final de año por lo menos.

El 31 de diciembre de este año, finaliza la vigencia de una serie de paquetes de estímulo y de rebajas de impuestos temporales, que se  han ido aprobando en los USA a lo largo de los últimos diez años. Supone que, a falta de un acuerdo político, se producirá de forma automática una reducción muy grande del gasto público gradualmente durante los próximos 10 años. Se habla de que dichos recortes sumen $1,1 billones!!!!!

Es decir, si no existe un Acuerdo de Estado entre el Presidente Obama y los Republicanos antes del 31/12/2012, los EE.UU se enfrente a una contracción fiscal brutal, (Fiscal Cliff), cuya consecuencia directa es la entrada en recesión profunda de los EE.UU. arrastrando a las Economías Globales.

El gran problema económico de EE.UU es su nivel de endeudamiento, el cual se encuentra en niveles cercanos 70% del PIB. Su déficit fiscal está en niveles de 9% del PIB, según la Oficina del Presupuesto del Congreso. El nivel de deuda y déficit fiscal de la Economía americana ha superado el máximo permitido, lo cual hace que por Ley existan una serie de medidas automáticas que se engloba en dos tipos:

1.    Una reducción en el gasto gubernamental,
2.    Más el acompañamiento de la no renovación de determinadas políticas de excepción de impuestos en diversos programas. Diseñados para incentivar el crecimiento económico.

En síntesis: altos niveles de endeudamiento y déficit fiscal implica una reducción en los ahorros nacionales, afectando las inversiones en capital productivo y disminuyendo el ingreso futuro. Asimismo, se produce un incremento en el pago de intereses consumiendo el Presupuesto Nacional y ocasionando más impuestos con reducción de beneficios y servicios del Estado.

Este es el abismo fiscal que podría demostrar cuán importante es EEUU para la economía mundial, y es una amenaza mucho más seria para el mundo en 2013.

Cerca del fin de año también es el momento de las evaluaciones de lo que ha sido este año para Bolivia.

Este año que está por terminar es el séptimo consecutivo que transcurre sin que se hubieran elaborado las leyes esenciales de la economía: la ley de inversiones, de hidrocarburos y de minería.

EEUU enfrenta el próximo año con las restricciones de sus propias leyes que amenazan a su economía, pero son leyes que fueron diseñadas para evitar males y riesgos mayores.

En Bolivia enfrentamos el séptimo año de un cambio muy importante, y no me refiero a temas políticos.

Un análisis de los precios de las materias primas de los últimos 30 años muestra cuán significativo es 2006 para los precios de las materias primas.

El precio promedio del petróleo Brent durante los 23 años previos a 2006 fue de fue de US$ 23 el barril. Desde 2006 hasta ahora el promedio ha sido de US$ 85,44 el barril el barril, una diferencia de 369%.

En el caso del oro entre 1982 y 2005 el precio promedio de una onza troy de oro fue menor a US$ 360. De 2006 a la fecha el promedio fue de US$ 1.722.

Un fenómeno que se repite en otras materias primas incluyendo las que Bolivia exporta.

En el caso del zinc, que es el mineral que hasta hace un año era la mayor exportación minera de Bolivia en valor, el precio pasó de un promedio de US$ 0,47 la libra fina en promedio durante los 23 años previos a 2006 a US$ 1,06 desde esa fecha hasta ahora.

La plata, que es actualmente la mayor exportación minera de Bolivia por valor pasó de un promedio de US$ 5,99 la onza troy en los 23 años previos a 2006 a US$ 21,47 la onza troy desde entonces, un de 258%.

Estas no son condiciones de corto plazo, este es un cambio en la tendencia histórica sin precedente.

En Bolivia hemos enfrentado estas nuevas condiciones de la economía mundial, sin leyes para sacarle provecho las nuevas condiciones. Esperemos que el nuevo año podamos hacerlo.

 

Comments are closed.