Según datos del Ministerio de Minería, de agosto de 2014 hasta agosto de este año, la cotización internacional del estaño reportó una caída de 31,8%.

Los expertos atribuyeron el descenso  a la contracción de los  mercados de China,  Europa y Estados Unidos. Aunque un factor muy importante es que los altos precios de años anteriores resultaron en enormes inversiones en proyectos a que ahora están inundando el mercado con sobre oferta de estaño y otros minerales industriales justo ahora que la demanda está cayendo.

Según Página Siete de La Paz, De acuerdo con la información oficial, del Ministerio de Minería en agosto de 2014 el precio promedio  del estaño era de 10,1 dólares  la libra fina; mientras el promedio del mes pasado fue de  6,89 dólares, lo que significa una variación porcentual de 31,8%.

El otro mineral afectado fue la plata, que descendió de 19,8 dólares la onza troy a 14,93 dólares  en el mencionado periodo una caída de 24,6%.  El plomo cayó en 24,7% y el zinc en 21,9%.

En otro tema importante para la economía nacional:

El Transporte Aéreo Militar (TAM) se ha sumad a la lista de empresas militares con problemas económicos.

Según Los Tiempos de Cochabamba, un informe de auditoría concluyó “que existe evidencia suficiente para establecer un posible daño económico”.

En 2007  el TAM desembolsó la suma de 1.313.444,01 bolivianos para la compra de repuestos de aeronaves. Desde ese año hasta 2014, se identificó descargos irregulares y se desconoce el destino de los mencionados repuestos.

El informe de auditoría interna dice que no se pudo verificar la existencia de los repuestos y no se sabe por qué el cheque salió a nombre de un militar, que ahora enfrenta un proceso legal.

Este es el más reciente incidente bochornoso para la administración de empresas militares.

En marzo de este año el presidente Evo Morales instruyó el cierre definitivo de la Empresa Constructora del Ejército (ECE), por falta de resultados en las obras que le fueron encomendadas.

“Aquella empresa no ha dado resultados. Se está cerrando, tal cual ha sido el mandato del presidente, que las empresas que no sean rentables van a ser eliminadas, van a ser cerradas”, informó en ese entonces el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.

Días después del cierre de la Empresa de Construcciones del Ejército (ECE) debido a sus constantes pérdidas, se conoció que las empresas militares Unidad de Explotación de Recursos Hídricos, Unidad Productiva Agrícola Bermejo, Empresa Nacional Automotriz y Química Básica Boliviana, todas empresas militares, también trabajan deficitariamente.

El caso más sonado es probablemente el de las barcazas chinas. La Empresa Naviera Boliviana (Enabol) firmó un contrato para la construcción de 16 barcazas y dos empujadoras con 2 empresas chinas en 2009, por lo que pagó cerca de $us 30 millones. Sin embargo, los navíos no llegaron a Bolivia y permanecieron en China, lo que generó una deuda por el almacenaje en el astillero. Una deuda de $us 15 millones.

 

Comments are closed.