El conflicto en siria está casi resuelto, al menos así parece desde el punto de vista de los mercados del petróleo y de otras materias primas a nivel mundial. El mercado del petróleo está buscando un nuevo equilibrio y el oro se ha estabilizado también

Hoy lunes, como es costumbre en este espacio, veremos la más reciente edición de la carta informativa Siglo 21 que pone en perspectiva el Caos en minería que vive Bolivia.

Comibol informó este fin de semana que, al contrario de lo que dicen insistentes versiones, no está prevista la entrega de Huanuni a las cooperativas.

Como era previsible, lanzada la campaña electoral del presidente EMA, las cooperativas iban a aumentar sus exigencias.

• Huanuni está en el primer lugar de las demandas de las cooperativas, sobre todo después de que el anterior presidente de Comibol, Daniel Hurtado, admitiera que ninguna empresa estatal produce utilidades.

La semana pasada, el gobierno dispuso la reversión de 70% de las concesiones mineras del país, lo que le permitirá disponer de nuevos yacimientos para entregarlos a las cooperativas.

• Pero la dirigencia de Fencomin no quiere minucias: aspira a que Huanuni, la perla más grande de la minería del estaño, pase totalmente a manos de las cooperativas.

Todo esto está relacionado a la proximidad de las elecciones.

Siglo 21 presenta también los detalles sobre un cambio de rumbo en el partido de gobierno, que tiene fundamentos netamente económicos.

La semana pasada, el liderazgo cruceño se abrazó con Evo Morales en un gesto de afinidad política e ideológica que sorprendió a algunos bolivianos.

El presidente llegó a decir que le es más fácil hacer obras en Santa Cruz que en La Paz.

Según Siglo 21 hay otras lecturas sobre este acontecimiento político. Y es que Santa Cruz impuso su modelo.

Esta es otra lectura. No es que Santa Cruz haya cambiado, sino que el presidente Morales y su partido han dejado sus radicalismos de izquierda y han abrazado el pragmatismo capitalista, que es el credo cruceño.

El abrazo se dio en la inauguración de la Expocruz, símbolo de la pujanza del capitalismo cruceño, al que el presidente se había negado a asistir desde 2006 con todo tipo de pretextos.

Ahora, según esta segunda lectura, él se siente digno de entrar a la casa del capitalismo cruceño, al templo del modelo que rivaliza con el suyo.

Ahora está claro que el presidente estaba forzando las cosas cuando decía que proponía el socialismo. Sus bases cocaleras del Chapare, que practican el capitalismo salvaje, nunca lograron abrazar el socialismo.

Los dirigentes de Expocruz cumplieron con su credo. En plena ceremonia le recordaron al presidente que es preciso eliminar las barreras a las exportaciones. La respuesta se dio al día siguiente, cuando el gobierno anunció que estaba preparando una ley para facilitar y alentar las exportaciones.

Al parecer el cambio en el gobierno; del socialismo al capitalismo será favorable para la economía Boliviana.

 

Comments are closed.