El oro alcanzó su precio más alto de las últimas 4 semanas debido a las expectativas sobre la decisión de los legisladores estadounidenses sobre el límite de la deuda de su país.
La deuda de EEUU alcanza los US$16,4 MM de MM y los legisladores deben suspender el techo de la deuda por un plazo de poco más de tres meses, hasta el próximo 19 de mayo, lo que permite que el Gobierno cumpla con los compromisos ya contraídos.
El petróleo también está a la espera de la decisión del legislativo estadounidense aunque hay pocas posibilidades de que la postergación no sea aprobada. El precio del petróleo está en su precio más alto de casi 4 meses.
Las noticias económicas de hoy están naturalmente dominadas por el discurso del Presidente Morales. Hay críticas y elogios. A demás de las críticas a por lo largo del discurso, una de las principales decepciones fue el hecho de que no se mencionaron los resultados preliminares del Censo.
Pese a que la ministra de Planificación, Viviana Caro, aseguró que el presidente Evo Morales brindaría este martes, en su informe de gestión, los resultados preliminares del Censo, el jefe de Estado no se refirió a este tema en sus cuatro horas de alocución en la Asamblea Legislativa.
Según El Diario de la Paz, el analista económico Julio Alvarado observó que durante su discurso el Presidente Evo Morales no reconoció que los excelentes precios internacionales de los hidrocarburos y la venta de los mismos a Argentina y Brasil son los factores principales de la fortaleza de la macroeconomía boliviana.
Por su parte, el economista Armando Méndez no aprueba un informe comparativo de siete años de gestión con siete años anteriores, porque no se tomó en cuenta las condiciones del mercado internacional (variables) en esos periodos.
De acuerdo con Alvarado, cuando el Presidente llego al Gobierno, el precio del gas estaba en 2.5 dólares la Unidad Térmica Británica (BTU) y en la actualidad se vende en 10.78 dólares y al Brasil a 9.21 dólares, con un incremento de más de 300%.
Durante su discurso, el Presidente Morales hiso varias menciones a la situación económica pero en comparaciones de toda su gestión y no se dio mucha importancia los datos específicos del año pasado.
EN un raro momento de autocrítica el Presidente menciono una de las fallas del sector de la administración estatal.
El presidente Evo Morales admitió que la mina andina Colquiri, expropiada a la firma suiza Glencore en el 2012, obtuvo peores resultados tras su nacionalización y dijo que “si la nacionalización es para producir menos, no hay por qué” aplicar esta medida.
“Antes con poca gente se producía más, ahora con más gente, poco. Si la nacionalización es para producir menos, no hay por qué nacionalizar. A mí me preocupa este dato”, afirmó Morales.
En junio de 2012, al ser nacionalizada, Colquiri tenía una producción mensual de “429 Tm”, cifra que en diciembre bajó a 337, mientras que la producción de toneladas finas se redujo de 216 a 162.
El valor de las ventas de estaño en julio del año pasado era de US$3,4MM, pero en diciembre había disminuido hasta los US$ 2,8MM.
En contraste, en el mismo período, la minera bajo control estatal aumentó su plantilla de 959 a 1.249 trabajadores.
Morales insistió en que está “muy sorprendido” por estos datos de Colquiri porque le dan la razón a quienes sostienen que el Estado no tiene capacidad para administrar la economía, aunque destacó los buenos resultados de los procesos de nacionalización aplicados en otros sectores.

 

Comments are closed.