Esta semana, en Cali (Colombia) se lleva a cabo una cumbre de la Alianza del Pacífico, el grupo conformado por sus cuatro miembros fundadores, México, Chile, Perú y Colombia, que ya han logrado avances en libre circulación de personas, firmarán el acuerdo para liberalizar el 90% de su comercio.
La Alianza del Pacífico es también conocida como, “el bloque económico más dinámico y abierto de Latinoamérica”, y en su reunión en Cali se espera que la agrupación pisará el acelerador en su integración y, muy probablemente, incorporará dos nuevos socios: Coata Rica cuyo parlamento ya aprobó su integración y Guatemala, pero hay muchos otros interesados como panamá que ha estado firmando acuerdos de libre comercio.
Colombia, México, Chile y Perú, integrantes de la Alianza Pacífico, esperan crear una plataforma suficientemente amplia para acercarse al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec), un escenario de libre comercio que representa el 54,5% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y el 46% del comercio global.

Aunque el Gobierno colombiano insiste en señalar que no es un Tratado de Libre Comercio (TLC), sino un bloque de integración regional y un proceso que ha hecho énfasis en definir una institucionalidad, está claro que las principales metas trazadas por el grupo son comerciales.

Comercio e integración, servicios y capitales, la posibilidad de integrar las bolsas de valores, facilitación para el tránsito migratorio de personas de negocios, compras públicas y agencias de promoción, hacen parte de los frentes de trabajo fijados por la Alianza, que concentra el35 % de la población de América Latina y el Caribe (210 millones de habitantes).
La tasa de crecimiento del grupo estimada para este año es de 4,%.
Mañana se encontraran los presidentes de los cuatro países miembros en la cumbre de Cali. Los presidentes de México, Colombia, Chile y Perú, Enrique Peña Nieto, Juan Manuel Santos, Sebastián Piñera y Ollanta Humala, avanzarán en la agenda que busca desarrollar proyectos que les permita encadenarse como países para poder exportar al Asia, entre todos, con más eficiencia.
En el encuentro también son esperados el presidente del gobierno español Mariano Rajoy, el primer ministro de Canadá Stephen Harper, y los presidentes de Costa Rica, Guatemala y Panamá Laura Chinchilla, Ricardo Martinelli y Otto Pérez.
En calidad de observadores asistirán delegados oficiales de Uruguay, Australia, Japón y Nueva Zelanda.
Las intenciones de acercarse al Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec), es una aspiración muy importante, es un vinculo de negocios alque Bolivia por ejemplo no pod´ria aspirara bajo las condiciones actuales.
Mientars tanto, Bolivia está rezagada y es vulnerable por falta de alianzas comerciales que atraigan inversiones.
Uno de los temas principales en los que se han concentrado los miembros de la Alianza del Pacífico es el de las garantías a las inversiones. Colombia y Chile compiten por quien ha logrado mayor número de acuerdos bilaterales y con gropos comerciales, precisamente para la protección de as inversiones.
Esto quiere decir que se garantiza la seguridad jurídica y la protección a las inversiones que hace el mundo en estos países pero también las inversiones de sus propios empresarios inversionistas en el resto del mundo.
Es este el punto en el que Bolivia está en mayor desventaja. La falta de seguridad jurídica ha puesto a Bolivia en el último lugar en el que el sector minero internacional piensa invertir, cuando se trata de protección a la propiedad de las concesiones.
No es el único sector en el que falta la seguridad jurídica, según el deber de SC, campesinos se quejan de avasallamientos en el norte.
Nuevos avasallamientos de tierra se denuncian con frecuencia y continúan degradando la imagen de la seguridad jurídica en el país.

 

Comments are closed.