El precio del petróleo sigue cayendo y se encuentra en su cotización más baja de los últimos 11 años.

Otras materias primas también están afectadas por la sobre producción. Los altos precios del último súper ciclo resulto en una capacidad instalada de producción a que ahora genera bajos precios. El fenómeno se da en el petróleo, el gas natural y hasta en el agro. La sobre oferta significa abundancia y también bajos precios.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció una “guerra de precios de materias primas como consecuencia del nuevo reparto imperial que está afectado a la región”. Lo hizo en el encuentro de mandatarios del Mercosur que se realiza en Asunción, Paraguay.

Evo Morales sostuvo que detrás de las guerras imperiales existe una política de precios para ampliar su control geopolítico, además de un intento de control de las fuentes de energía.

“Esta situación tiende a hacer más dependientes a nuestras economías de la crisis energética occidental y a hacer más vulnerables a nuestras cuentas fiscales”, señaló el mandatario.

En ese contexto, consideró que “hay más necesidad que nunca del diálogo en el Mercosur como una respuesta a la crisis global y como una manera de proteger, fortalecer y profundizar el proceso de integración regional”.

La 49º Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) se desarrolló ayer en un ambiente de tensión. En el encuentro de jefes de estado, Argentina pidió que Venezuela libere a los políticos presos, mientras que Venezuela calificó la declaración como una injerencia en temas internos de ese país.

El presidente argentino Mauricio Macri, en su primera intervención en la cumbre, pidió por “la pronta liberación de los presos políticos” en Venezuela y advirtió que en el bloque regional “no puede haber lugar para la persecución política por razones ideológicas ni la previsión ilegítima de la libertad por pensar distinto”. También llamó a luchar en forma conjunta contra la pobreza y el narcotráfico.

La tensión regional tiene matices políticos pero también económicos en medio de una especie de guerra de monedas en la que los países están devaluando sus monedas para lograr mayor competitividad.

En cuanto a la guerra imperial de la que habla el presidente Morales hay muy poca evidencia. El discurso fue usado por Nicolas Maduro, el presidente de Venezuela, durante su reciente campaña electoral.

El presidente Maduro hablaba de una guerra económica contra la revolución Bolivariana. Era parte de su llamado a votar por su partido en las elecciones parlamentarias de principios de mes. En Venezuela el argumento no logró convencer a al electorado y maduro perdió las elecciones y con ellas la mayoría parlamentaria.

En Venezuela y en Argentina las recientes elecciones mostraron que el electorado responsabiliza a los propios gobernantes del fracaso de sus economías y en ambos casos la intención de culpar a las fuerzas económicas externas no loro buenos resultados.

 

Comments are closed.