El precio del oro ha pasado por un tobogán de precios en la última década. Paso de un promedio por debajo de los US$250 la onza troy durante los 1990 hasta 2006, cuando el precio se empezó a disparar y en 2011 casi llega a US$2.000 la onza troy.

En 2012 el precio dejó de trepar y se estabilizo. En 2013 después de muchos años el precio llegó a caer, pero no cayó a los niveles previos al gran boom. O el súper ciclo de los precio, como se conoce al fenómeno. El precio del oro ha caído pero aun se cotiza rondando los US$1300.

El alza en el precio del oro ha generado mucho movimiento en la minería nacional. Sobre todo en la minería informal y la cooperativa.

Este tipo de operaciones tienden a reaccionar a alzas en el precio pues su eficiencia es muy baja y sólo un aumento repentino en el precio hace el negocio viable.

Otro de los acontecimientos para en oro en Bolivia y la región es su uso para lavar dinero del narcotráfico.

El tema no es nuevo, el famoso narco colombiano Pablo Escobar tenía una operación en la que exportaba oro desde sus minas en Uruguay a Estados Unidos. Tanto exportaba que Uruguay llego a ser el segundo mayor proveedor de oro a EEUU. La clave aquí está en que Uruguay no tiene minas de oro.

En abril 2013 en Perú se descubrió que uno de los capos de la Mafia italiana había comprado una mina de oro para blanquear sus operaciones ilícitas ligadas al tráfico de cocaína.

En Perú la producción ilegal de oro detectado por la las autoridades de ese país pasó de US$1.019 millones a US$1.525 millones solo en los últimos 18 meses.

Este negocio en Perú esta estrechamente relacionado con Bolivia de hecho las cooperativas ilegales que operan en las zonas fronterizas van y vienen de un país a otro con el oro según donde es más barato comprar insumos para la extracción y según donde es más bajo el impuesto para exportar el mineral.

A diferencia de los billetes y monedas el oro es una excelente herramienta para los lavadores de dinero.

Es fácil de transportar y su origen no se puede rastrear. Es por esto que se lo usa cada vez como forma de blanqueo de dinero.

EN Bolivia el precio internacional ha generado muchos ingresos y algunos problemas. El que menos atención recibe es el del daño ambiental. Las operaciones pequeñas y clandestinas usan mercurio para el preciso de separación del oro. Mercurio que es muy tóxico y agua, mucha agua. Lo que resulta en el envenenamiento de los ríos amazónicos.

Pero en términos de daño económico, en Bolivia se ha exportado oro bajo la figura de desechos para evadir pagar impuestos y regalías.

El dominio de las cooperativas ha retrasado la aprobación de la ley minera que ha perjudicado a la economía nacional de una forma que no se hará evidente hasta dentro de varios años.

Eta semana se han presentado otros dos casos que han llegado a las primeras páginas relacionados al oro. Al menos dos muertos en una toma violente de una mina de oro y una nueva denuncia contra la familia del vicepresidente, esta vez relacionada precisamente a la compra de una mina de oro.

 

Comments are closed.