El precio del petróleo ha perdido 52% de su valor en los últimos 12 meses y 16,7% en los últimos 30 días

Mientras que el precio del oro ha caído en 16% desde julio del año pasado y 6% en lo que va del mes, durante la jornada de ayer llegó a cotizar por debajo de los US$ 1.000 la onza troy por primera vez en 5 años. El precio de la plata cayó en 30% en los últimos 12 meses.

Esto por si sólo explica porque la llegada de los potosinos a la ciudad de La Paz es ahora masiva y no sólo la de niños mendigos en las calles a lo que lamentablemente la ciudadanía parece haberse acostumbrado.

Las materias primas en general están a la baja, el precio de la soja cayó en 13,6% en los últimos 12 meses. Y el precio del azúcar en el mercado internacional ha caído en 32,2% en los últimos 12 meses.

El precio de las materias primas en general cayeron a su nivel más bajo en casi 13 años. Los niveles de 2002 aún no se han alcanzado pero los mercados están bajo presión de un derrumbe en el precio de los metales y los productos agrícolas.

La fortaleza del dólar y los mercados sobre abastecidos de energía, metales y granos resultaron en esta fuerte caída que se va acumulando.

El anunciado final del súper ciclo está llegando. Los productores en todo el mundo han respondido a los altos precios con mayor producción que ahora ha sobrepasado la creciente demanda de los países en desarrollo.

La presión de los especuladores también se desvanece en el panorama de un mercado me materias primas que ha perdido su atractivo lo que tiende a reducir aún más los precios.

Bajo este panorama las exportaciones bolivianas no muestran señales de tener una respuesta.

El primer cuatrimestre las exportaciones de hidrocarburos cayeron en 32,5% las exportaciones de minerales en 25,3% y las no tradicionales en 21,6%.

Según El Día de Snata Cruz. Los presidentes de la  Cámara de Industria y Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) y de la Cámara Agropecuaria del Oriente (Cao), mostraron su preocupación por el ingreso de Bolivia al Mercado Común del Sur (Mercosur) sin las condiciones para competir ante dos gigantes en la producción mundial de alimentos, como lo son Argentina y Brasil.

Jorge Arias, presidente de Cainco, pregunta: “Si Bolivia estando dentro de la Comunidad Andina ya habíamos  negociado una zona de libre comercio con Mercosur ¿cuál es el afán, el motivo, de ingresar con una responsabilidad tan grande? ya teníamos firmada la condición de que nuestros productos podían tener acceso a estos  mercados”, indicó Arias.

Julio Roda, presidente de la Cao asegura que “Son países que cuentan con biotecnología con mucha mayor eficiencia en los cultivos, nosotros en Bolivia todavía seguimos discutiendo la incorporación de esta herramienta indispensable para el sector productivo”, sostuvo.

La iniciativa de formar parte del Mercosur casi logra su cometido en junio de 1997 cuando Gonzalo Sanchez de Losada era presidente, ahora Evo Morales podría finalmente firmar el ingreso pleno.

Pero la competitividad de las empresas nacionales realmente es baja frente a los gigantes como Brasil y Argentina.

Los años de prohibición de las exportaciones de productos agrícolas no generan altos niveles de productividad. La falta de seguridad jurídica y los avasallamientos el control de precios han desincentivado a la inversión por lo que entrara a competir con Brasil y Argentina suena algo atrevido.

 

Comments are closed.