El día que se inauguró oficialmente el año internacional de la quinua, la prensa internacional se enfoco en Bolivia, pero lamentable mente no sólo para difundir los beneficios del grano de quinua.

Según ANF, en un artículo titulado “Los pasos a seguir de Evo Morales: Abertis, Repsol… ¿y BBVA?”, el portal español “Estrategias de Inversión.Com”, una plataforma digital dedicada a “buscar, seleccionar y ofrecer las herramientas y contenidos que necesita el inversor para tener toda la información necesaria para maximizar su inversión”, se pregunta qué otra empresa española seguirá los pasos de la nacionalización en Bolivia.

Uno de los temores naturales para las empresas españolas es por su puesto Repsol que fue nacionalizada en Argentina con argumentos muy parecidos a los usados en Bolivia para expulsar a las empresas españolas.

En cuanto posibles “víctimas futuras” Son dos de las mayores compañías españolas que operan en Bolivia según “Estrategias de Inversión.Com”: Repsol y BBVA.

La petrolera, con presencia en Bolivia desde 1995, es una de las compañías del sector más importantes del país pues controla el 45% de las reservas de gas y otro 40% de los recursos petrolíferos.

En cuanto a la cotización de BBVA, los expertos consideran que una posible intervención del Gobierno de Morales no tendría una considerable repercusión sobre los precios del valor que actualmente se dedica a la gestión de fondos de inversión. Bastante tiene ya en casa, en Europa, en el resto de sistema financiero español, la bendita ‘marca España’.

El portal español critica a los esfuerzos del gobierno español al momento de defender los intereses de las empresas en América Latina.

Por su lado el presidente Morales sostuvo en la conferencia de prensa en Nueva York

“Quiero decir al pueblo latinoamericano y al pueblo español, tal vez por culpa de alguna malas empresas estamos teniendo ciertas diferencias de carácter diplomático. No es por culpa del Gobierno español, no es por culpa del pueblo español, sino por culpa de alguna empresa que solo vienen (a Bolivia) a saquear, a robar plata sin pensar en una inversión para mejorar nuestros aeropuertos”.

El presidente Morales fue más allá y alabó a la empresa Repsol la califico de “excelentes socios”.

Pero las declaraciones en el exterior no logran contrarrestar la realidad de las frecuentes nacionalizaciones en el país.

En los últimos tres meses, el indicador del clima económico de Bolivia bajó de 6,0 a 5,4 puntos, según el informe de la Fundación Getulio Vargas (FGV) de Brasil y la Universidad de Múnich, difundido ayer.

El país comparte la misma posición con Brasil, Ecuador y Venezuela, cuyos índices también empeoraron.

Según el informe publicado pos Los Tiempos de Cochabamba, En Bolivia, las expectativas no han cambiado, pero empeoró la valoración de la situación actual.

Todo esto a distraído la atención internacional de lo que se hacía en NY para promover la quinua cuya exportación en Bolivia paso de 2.000 toneladas de quinua por un valor de $us 2 millones en 2002 a las 26.000 toneladas en 2012 que se vendieron por un valor cercano a los $us 80 millones.

Este aumento en la producción y el precio trae fuertes desafíos para los productores en Bolivia pero también grandes oportunidades. Por ahora es el sector privado el que está encabeza el sector exportación.

Es en realidad un buen ejemplo de la colaboración entre el agro altiplánico y la empresa privada que están trabajando juntos para lograr mayores ingresos, pero crucialmente para proteger las zonas productivas de la sobre explotación.

Este es un tema al que no se la ha dado mucha atención en los medios pero en el que se está trabajando de forma constante para evitar destruir un ecosistema muy delicado y del que depende la producción de este producto estrella de la economía Boliviana que es la quinua.

 

Comments are closed.