Esta mañana el precio del petróleo está a la baja y ya perdió dos dólares con respecto a su cotización de ayer. La explicación está en las expectativas del mercado sobre el consumo de EEUU. Se esteran para hoy nuevas declaraciones que podrían señalar que el plan de apoyo a la economía de EEUU seguirá adelante o si las autoridades de ese país ya decidieron empezar a reducir los incentivos.

Este tipo de decisiones de EEUU son de gran importancia para el mercado mundial del petróleo. EEUU es por ahora el principal importador de petróleo a nivel mundial.

Esto está cambiando. Según la consultora Wood Mackenzie, China superará a Estados Unidos como el principal importador de petróleo en el 2017 ante un alza en la demanda interna impulsada por los automovilistas chinos.

China podría destinar 500.000 millones de dólares en importaciones de crudo al 2020, superando de lejos los 335.000 millones en compras de Estados Unidos, dijo Wood Mackenzie en su informe.

La consultora pronosticó que el presupuesto de las importaciones de crudo de Estados Unidos caerá a alrededor de 160.000 millones de dólares al 2020 debido a que su producción de petróleo no convencional reemplazará las importaciones de Oriente Medio y África.

“China superará la demanda estadounidense de importación de petróleo y su gasto más alto”, dijo William Durbin, el presidente de mercados globales de Wood Mackenzie en Pekín, en un comunicado.

La consultora dijo que el punto en que las importaciones chinas de crudo superarían a las importaciones estadounidenses sería alrededor del 2017.

Wood Mackenzie pronosticó que las importaciones chinas de crudo subirán a 9,2 millones de barriles por día (bpd) al 2020 frente a 2,5 millones de bpd en el 2005. Las importaciones de petróleo de Estados Unidos, mientras tanto, caerán a 6,8 millones de bpd desde un máximo de 10,1 millones de bpd.

“Significa que Estados Unidos se está centrando más en Norteamérica para sus necesidades de suministro y China se está haciendo más dependiente del crudo de Oriente Medio y de la OPEP”, dijo Durbin.

“Entonces veremos que los proveedores de la OPEP, que solían centrarse en Estados Unidos para sus ventas de crudo, se verán impulsados a reorientar su atención hacia China”, agregó.

Entre el 2005 y el 2020, la participación de la OPEP en las importaciones chinas de petróleo subiría a un 66 por ciento desde un 52 por ciento.

“China recurrirá más al suministro de la OPEP al tiempo que Estados Unidos dependerá menos del mismo”, dijo Durbin.

¿Qué significa esto en la perspectiva Boliviana? Por un lado la reducción de la demanda de EEUU podría significar una reducción en el precio internacional del petróleo y con ello una reducción en el precio de venta del gas boliviano.

Sin embargo, en la suma final la demanda mundial está aumentando con la demanda china por lo que es de esperar que el precio suba: Más aun queda el factor geopolítico global. Una de las principales interrogantes sobre esta entrega de la posta de mayor importador mundial que hace EEUU a China es lo que pasará en el medio oriente.

Que China superaría la demanda de EEUU no es novedad, Wood Mackenzie le ha puesto fecha pero ahora queda ver cómo lidiará China con los conflictos geopolíticos del Medio Oriente que amenazan su suministro de petróleo o con las posturas antiimperialistas venezolanas.

EEUU ha ido a la guerra con el fin de asegurar su suministro de petróleo, y mantiene una fuerte presencia militar que quiérase o no le da una cierta estabilidad a la región; una estabilidad con la balanza claramente inclinada a favor de EEUU, pero estabilidad al fin.

Por ahora China se ha concentrado en inversiones en África, pero queda por verse si estará dispuesta a remplazar a EEUU con los gastos militares de patrullar las aguas del golfo persa, o cual será suposición ante el plan de desarrollo nuclear de Irak.

El panorama energético mundial está cambiando.

 

Comments are closed.