El precio de los minerales sigue cayendo a nivel internacional y las repercusiones en el sector minero empiezan a sentirse.

Según un informe de una carta informativa especializada, los inversionistas en minería están empezando a recortar sus inversiones y los primeros ligares en los que se darán estos recortes son países como Bolivia y el Congo, donde las leyes no ofrecen garantías para las inversiones.

“Bolivia es uno de los países menos amigables con la minería en el mundo” dice, The Resource Investing Newsletter.

El Diario:

El sector de la minería estatal generó sólo el 5 % del valor de los minerales concentrados explotados, mientras que la minería mediana y el sector de la minería chica y cooperativistas generaron el 95% de la producción, señala el informe del Ministerio de Minería y Metalurgia al primer semestre de 2012.

Estas cifras ponen en evidencia la importancia de la inversión extranjera en el sector minero.

Según el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Óscar Calle.

En 2011 la empresa privada invirtió 1.657 millones de dólares, en los sectores de minería, construcción, turismo y comercio, entre otros. La inversión extranjera sólo fue de 859 millones de dólares, que es el 0,7% de todo el capital que arribó a América Latina: 121.318 millones de dólares.

En una entrevista con Página 7, Calle dice que “Éste es el talón de Aquiles, el crecimiento económico está en función a las exportaciones sin valor agregado y en función a los precios internacionales. Debemos atraer mayor inversión”.

Sin embargo, en el país las reglas no son constantes, hay incertidumbre por los constantes avasallamientos de minas. Además la nacionalización de varias empresas generó una mala imagen del país en el exterior.

Por ello, dijo, es importante aprobar una nueva ley de inversiones que le garantice a las empresas que su capital será respetado y que se le va a reconocer el derecho que tienen a obtener una rentabilidad.

La situación de inestabilidad en la minería en Bolivia está llegando a extremos.

Los tiempor de Cochabamba informa hoy que,

El Gobierno no tiene garantías para tomar hoy posesión del yacimiento minero de Mallku Khota, en el norte potosino, debido a que los avasalladores se retractaron del acuerdo firmado con una comisión oficial, en el que se comprometían a no oponerse a la llegada de autoridades de los Ministerios de Minería y Trabajo,

Lo denunció ayer el representante de los cinco ayllus que apoyan la nacionalización de la mina, Benedicto Aguilar.

Aguilar dijo que los grupos de cooperativistas y gente extraña que explota ilegalmente en Mallku Khota informaron que no se responsabilizan de lo que pueda suceder hoy.

Los avasalladores han tomado más de 200 minas y el estado no ha sido capaz de hacer respetar las leyes de propiedad. Más aún, ha apoyado a estas tomas ilegales. Como en el caso de Mallku Khota.

Ahora es el mismo estado el que n debe enfrentar el monstro que ha creado. Los avasalladores han aprendido que la fuerza les da la razón. Y en las regiones mineras el estado tiene muy poca fuerza.

Curiosamente, El estado boliviano se encuentra precisamente donde estaba la canadiense South American Silver, que denunciaba que eran 3 ayllus de cooperativistas de un total de 46 ayllus, los que por la fuerza, tomaron sus operaciones.

 

Comments are closed.