Los  datos sobre el gas natural de Bolivia parecen dar buenas señales para este año.

Este año, la exportación de gas natural generaría 6.000 millones de dólares, y todo por los altos volúmenes que están pidiendo Brasil y Argentina, además de los precios que se mantienen elevados, de acuerdo con el informe del Ministerio de Hidrocarburos.

“Los precios, en este momento, son muy favorables para el país”, indica el informe al detallar que “el precio al cual exporta Bolivia gas natural a Brasil en la actualidad es de, aproximadamente, 11 dólares por millar de BTU y en el caso de la Argentina oscila por los 9,3 dólares”.

En este primer trimestre, Argentina está pagando 10,59 dólares por millón de BTU y Brasil a 8,86 dólares, de acuerdo con los datos publicados por hidrocarburosbolivia.com

Sin embargo no todo es lo que parece en el tema del gas Boliviano. Por ejemplo, mientras los envíos de gas natural a los vecinos van creciendo, el consumo en Bolivia flaquea. Según las cifras de YPFB en este mes el consumo interno ha estado cayendo de 8 MMm3d a 5MMm3d.

La crisis energética que atraviesa Bolivia es algo de lo que no se quiere hablar en el país. Los proyectos de consumo interno están frenados al menos cuando se trata energía para la industria. El Caso más sonado es por supuesto el del Mutún: Bolivia no tiene suficiente gas para procesar su propio acero.

Sin embargo, este no es el único caso, hay cementeras que no cuentan con gas y en general, mientras el consumo de los vecinos se ha incrementado en Bolivia el consumo se mantiene bajo en relación a los vecinos que si tiene acceso a nuestro gas.

Este es un indicador también de actividad productiva, Mientras en Argentina y Brasil se usa el gas para producir en el sector industrial, en Bolivia aún estamos tratando de abastecer el mercado domestico que es muy importante, pero se ha descuidado el sector industrial.

Uno de los problemas es que se prioriza el mercado de exportación, a pesar de que la Constitución Política del Estado dice que se debe priorizar el consumo interno, sobre todo cuando se trata de industrialización.

El precio del petróleo, que finalmente dicta cuanto pagan Brasil y Argentina por el gas natural Boliviano ha estado perdiendo impulso. El precio de pagan Brasil ha estado cayendo desde el tercer trimestre de 2012. Y en el caso de Argentina el precio ha estado cayendo desde el segundo trimestre de 2012.

El precio del petróleo durante el primer trimestre de este año definirá el precio de venta de gas del segundo trimestre y por ahora muestra un incremento de apenas 1,17%. Esto podría mantener el precio relativamente estable, pero la tendencia en el precio del petróleo es a la baja, el precio ha caído en 12,13% en los últimos 12 meses.

Mientras tanto, el presidente, aun interino, de YPFB, Carlos Villegas, dijo ayer. “las exportaciones por el momento se van a mantener”. A diario, el país está enviando más de 31 millones de metros cúbicos por día (MCD) de gas a Brasil.

Las exportaciones están en duda, no por falta de gas como en el caso del consumo interno, si no por conflictos internos, que tiene que ver con la protección del medio ambiente.

Según Villegas, el bloqueo al campo Río Grande, que es el punto de salida de la línea de exportación del gas natural a Brasil,  pone en riesgo este envío, además de impedir la continuación del  montaje y otras obras de la planta separadora de hidrocarburos líquidos, que debe inaugurarse el 10 de mayo.

Se tratan de demandas de los originarios que quieren un pago adicional y monitoreo permanente en el tema de cuidado del impacto medio ambiental del proyecto.

 

Comments are closed.