Según dispone el proyecto de Ley de Empresas Públicas, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) y la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) deberán adoptar prácticas de buen gobierno corporativo para transparentar su gestión.

Según Página 7 de La Paz, los analistas Armando Álvarez y Alberto Bonadona coinciden en que una de la exigencias de la nueva ley será que las empresas deberán ser más transparentes en cuanto a su administración y temas como los montos pagados como salarios, deberán seguir normas internacionales de transparencia y casualmente ambos coinciden en que los directores de estas empresas deberán ser escogidos por concurso de méritos.

En un tema quisá relacionadao, el presidente interino de YPFB, Carlos Villegas, afirmó en mayo que las reservas nacionales de gas natural en Bolivia ascendieron de 9,9 a 11,2 TCF (Billones de Pies Cúbicos, por sus siglas), hasta el 31 de diciembre de 2012.

Para hacer esto  se deberán certificar nuevos hallazgos confirmados y los deberá certificar una empresa internacional.

Pero aquí hay un problema de números, las reservas habrían pasado de 9,9 TCF a 11,2TCFs. Esto no quiere decir que las reservas aumentaron en 1,3TCF, que es la diferencia, sino en mucho más ya que el dato de 9,9 es de hace ya varios años y desde entonces Bolivia ha estado extrayendo y exportando cada vez más gas natural. EL aumento entonces debe cubrir esa reducción y además haber aumentado en 1,3TCFs.

Al respecto, Según El Diario, el economista Julio Alvarado instó a la corporación petrolera a transparentar el número real de pozos perforados en los últimos siete años, ya que los actualmente operativos perforados a finales de los años 90 y principios de la década del 2000, pueden agotarse en cualquier momento.

“En su debido momento se advirtió que los pozos operativos podrían agotarse hasta el 2016, pero el Gobierno manifestó que esto es falso, por lo cual, para mantener los actuales niveles de exportación, debería haberse efectuado mayor exploración y perforación de nuevos yacimientos, porque en los últimos años, estos trabajos han sido mínimos, razón por la cual hasta ahora no se brindan nuevos datos sobre las reservas certificadas”, cuestionó Alvarado.

Aun enel tema de YPFB, El Día de Santa Cruz publica hoy una nota interesante que llega de argentina.

Energía de Argentina SA (Enarsa) debería pagar 180 millones de dólares, que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la compra del gas natural de acuerdo con publicaciones argentinas emitidas ayer.

La información sobre la deuda fue publicada en el diario El Clarín de Buenos Aires.

Sobre esta deuda y el monto, en la petrolera boliviana no proporcionaron ningún dato.

De acuerdo con el contrato de compraventa, la deuda debe ser cancelada antes de finalizar junio, tomando en cuenta que las facturas mensuales tienen 90 días de plazo para su liquidación.

En marzo, YPFB envió un promedio diario de 15,77 millones de metros cúbicos por día de gas natural al mercado argentino, indica una publicación que la corporación petrolera proporcionó en abril.

 

Comments are closed.