El precio del oro ha perdido desde principios de año hasta este jueves un 28 %, cuando por la mañana cotizaba a US$ 1.204,45 la onza troy, por lo que cerrará el 2013 en retroceso por primera vez tras 12 años de alzas ininterrumpidas.

Según la página de economía y finanzas de El Diario de La Paz, el presidente de Ruarte’s Reports, publicación especializada en los precios de los metales estimó que el “Precio del oro tocaría suelo en el 2014 y recuperaría incluso hasta US$ 2,000 hacia el 2016”.

El precio del cobre, zinc, aluminio y estaño cayó tras la decisión del banco central de Estados Unidos de recortar su programa de estímulos económicos. El FED de EEUU decidió dejar de imprimir papel de forma paulatina al recortar su compra mensual de bonos en US$10.000MM, a US$75.000MM.

El equivalente del Banco Central de EEUU declaró que las tasas de interés se mantendrán bajas para tratar de mantener la reactivación económica.

La determinación del FED de EEUU afecta directamente a la economía boliviana. Porque la economía boliviana se encuentra sustentada por la producción de minerales e hidrocarburos que representan el 70% de las exportaciones a diferencia de los productos elaborados que solamente llegan a un 19.5% en el conjunto de las ventas externas a los mercados internacionales.

Las perspectivas internacionales no son positivas, y las nacionales tampoco son muy alentadoras. Tras ya casi 8 años de espera esta semana se supo que:

No se aprobará ninguna ley de minería hasta que no se llegue a los consensos entre las partes implicadas en la misma, aseveró el presidente en ejercicio Álvaro García Linera desde Palacio. “Había un rumor de que íbamos a aprobar el 21 (de diciembre), no es cierto.

En cuanto a los hidrocarburos. Las reservas siguen cayendo y las amenazas argentinas de prescindir de nuestro gas siguen llegando desde el vecino país. Aunque por ahora, con los apagones que sufren las principales ciudades por la falta de energía, es difícil de tomar en serio estas amenazas.

Sin embargo, el tema de las reservas de gas en Bolivia sigue siendo preocupante. No se han certificado desde 2009, aunque según el reglamento de YPFB se deberían certificar cada año.

El presidente ejecutivo de YPFB, Carlos Villegas, ratificó que la empresa estatal tomó la decisión de certificar reservas de gas natural al 31 de diciembre de la presente gestión y que el estudio se realizará el primer semestre de 2014.

El tema es vital para nuestra economía y a que la falta de gas ya puso fin al sueño de procesar el hierro del Mutún y tiene a varios proyectos privados paralizados por la falta de gas natural para la industria nacional.

Ahora parece que el proyecto del litio también se tendrá que abandonar por que los bolivianos no tienen acceso a su propio gas natural.

Los responsables del proyecto piloto del litio, todos del partido comunista chino, no tomaron previsiones elementales.

Ahora se anuncia que esos “responsables” olvidaron prever que el proyecto requerirá 1 millón m3/d de gas y también electricidad.

De acuerdo al informe presentado por la Cámara de Industria y Comercio (Cainco), la economía boliviana sigue sostenida por el sector de hidrocarburos. El documento resaltó la necesidad de dar señales claras para garantizar la inversión extranjera.

Según El Día de Santa Cruz, El presidente de la Cainco, Luis Barbery, indicó que “es necesario cambiar la matriz extractivista y retomar  la agenda productiva para continuar trabajando y garantizar la seguridad alimentaria en Bolivia”.

 

Comments are closed.