El precio del petróleo ha vuelto a caer. A pesar de una recuperación de 25% en tres jornadas agosto cerró al alza en apenas 2,5%. Los mercados sobre reaccionaron y hay analistas que aún esperan que el precio alcance los US$ 30 el barril o menos.

Para Bolivia la caída en el precio del petróleo representa una caída de 37% en las exportaciones de hidrocarburos que son nuestra principal exportación.

Según el INE, En los primeros 7 meses del año, el saldo comercial del país, sin tomar en cuenta las reexportaciones, volvió a registrar un déficit de 142,7 millones de dólares.

Según algunos analistas la caída en los ingresos del país sumaran US$ 5.000 MM aunque las predicciones oficiales son de US$2.500 MM.

Según El Diario de La Paz, Ingreso de este año se reducirá de $us 13.000 millones a 8.000 millones.

Y es que el país no ha dejado de ser dependiente de las materias primas. Los esfuerzos por la industrialización y el aumento de la productividad no han generado resultados como para contrarrestar la caída del mercado de las materias primas.

A nivel internacional la tecnología y sobre todo la informática y la educación son los factores considerados de mayor importancia para lograr los adelantos e productividad necesarios para que los países en desarrollo den el siguiente paso y no se queden estancados en su dependencia de las materias primas.

En este sector Bolivia tiene una gran desventaja por la mala calidad del acceso al mundo de la tecnología que representa el internet.

Bolivia tiene las conexiones más lentas de la región y aunque la penetración del internet con la ayuda de la telefonía inteligente está ayudando a llevar el servicio a una mayor población los costos del internet sigue siendo mucho más altos que en los países desarrollados.

Dependiendo de la empresa que mide la velocidad y los precios Bolivia está entre el último  penúltimo país en la región. Comparando con los países desarrollados las tarifas en el país son entre 15 y 7veces más altas que en EEUU o Europa.

Según ANF, l Gobierno aprobó el 26 de agosto el Decreto Supremo 2496  que sube de 5% a 10% el arancel para la importación de las computadoras portátiles,  con la finalidad de proteger e incentivar la producción nacional.

La fabricación de computadoras portátiles en el país ha sido ligada a la producción de las baterías de litio, sin embargo Bolivia es un importador de litio, no un exportador. De hecho las portátiles que se producen en el país son sólo ensambladas en Bolivia; todas las partes que contienen litio son importadas.

 

One Response to 2 septiembre 2015 – Análisis Económico

  1. Jose Luis Maturana dice:

    En relación a la subida de arancel aduanero para las portátiles. El objetivo del gobierno es proteger un ensamblaje de computadoras portátiles en Bolivia, pesando que con subirle el arancel a los importadores legales frenará la llegada del contrabando. Esto lo acentuará y nunca van a tener la capacidad de competir con los cambios tecnológicos que hay en China y el precio de producción que ellos tienen. El esfuerzo de los Bolivianos debería estar en producir para exportar con tecnología de punta. Y no querer hacer viable algo que no es viable. Es mejor perder menos que perder mas dinero, porque habrá mas contrabando y la planta de ensamblaje terminará siendo un elefante blanco, que todos los bolivianos vamos a pagar el sueño frustrado de alguien que piensa que hacer patria es ensamblar computadoras made in china.