Oro: Los precios de los metales preciosos, oro, platino y plata tuvieron caídas en el tercer trimestre del año y algunos analistas creen que seguirán a la baja en lo que queda del año. El precio de los tres metales cayó en promedio en 7,67% en el tercer trimestre con lo que la caída de todo el año llega a 14%. El promedio combinado perdió 8,10% de su precio en 2014. Aun así los tres metales son atractivo; las materias primas en general cayeron 9.26% en el tercer trimestre.

Estaño: Indonesia, el principal exportador de estaño del mundo ha implementado nuevas regulaciones para que se respeten factores ambientales laborales e industriales. Regulaciones implementadas en agosto frenaron las exportaciones por completo durante todo el mes. A medida que más empresas cumplen con los requisitos se les autorizará la exportación aseguran las autoridades. Esto afecta negativamente al precio que ya cayó 21% en 2015.

Herald: La salida de capitales de los países emergentes se acelera y en 2015 superará el flujo de ingresos por primera vez desde 1988, según un estudio del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) publicado ayer jueves.

El nivel de ingresos de capitales será el más bajo desde el 2008 y el estallido ese año de la crisis financiera mundial.

La salida de capitales en los treinta países estudiados se elevará a $1,089 billones y la entrada a $548,000 millones, por lo cual el saldo negativo será de $541,000 millones.

Las calificaciones internacionales de Bolivia cuando se trata de atraer inversión son negativas. En el pasado las empresas mineras han dado la peor calificación del planeta a Bolivia por la falta de respeto a las leyes de propiedad. El Banco Mundial asegura que Bolivia tiene el sistema de impuestos más difícil, no los impuestos más caros, simplemente los más difíciles de pagar. Esto es considerado como un impedimento a las inversiones.

Ahora llega otro ranking internacional en el que Bolivia figura como uno de los países en los que las condiciones para invertir son adversas.

Una nota de El Deber asegura que Bolivia ha caído en el ranking de competitividad. Así lo muestra el Informe Global de Competitividad 2015-2016, del Clacds de Incae Business School.

En este informe se analizaron las políticas y factores que determinan la productividad de las economías. Este año Bolivia se ubicó en el puesto 117 entre 140 naciones, 10 posiciones más abajo de la registrada en 2014. Una posición similar a la de Uganda y de Paraguay.

La falta de infraestructura, la escasez de personal calificado y las barreras para iniciar un negocio han generado una caída en la competitividad de Bolivia.

Estas barreras a la inversión impidieron la llegada de inversión durante el auge de los precios de materias primas. Ahora que los precios caen los impedimentos están aumentando.

Dentro de Bolivia el doble aguinaldo es mencionado como el mayor impedimento junto a la competencia del sector informal que no paga impuestos y el contrabando.

 

Comments are closed.