El primero de mayo pasó sin nacionalizaciones lo que podría ser una señal positiva para las empresas que aun piensan en la posibilidad de invertir en Bolivia.
En preparación para las sorpresas del 1 de mayo, Ángel Vázquez embajador español en Bolivia dijo que espera que la nueva ley de inversiones facilite la inversión extranjera en el país.
El 1 de mayo también; South American Silver, comenzó el arbitraje por “la expropiación sin justa y efectiva indemnización” de la mina Malku Khota. El gobierno tiene 30 días de plazo para responder.
Curiosamente este primero de mayo se aprobó una serie de decretos entre ellos uno que penaliza los avasallamientos mineros. Por lo que bajo la normativa actual, el Estado que llegó a administrar Malku Khota como resultado de un avasallamiento, tendrá que justificar ante un tribunal internacional, una acción que ahora es penada con cárcel.
Volviendo al tema de los festejos, este primero de mayo se festejó también 7 años de nacionalización de los hidrocarburos. YPFB presentó cifras sobre los recursos acumulados en estos 7 años.
Las exportaciones de gas natural que se han logrado en estos últimos 7 años son resultado de una exitosa campaña de inversión en exploración que se realizó varios años antes.
Las inversiones en hidrocarburos, como lo ha explicado varias veces el presidente de YPFB y el propio presidente Morales, toman tiempo.
Es así que las grandes cantidades de gas natural que Bolivia pudo exportar durante los últimos 7 años son el resultado de inversiones hechas durante lo que ahora se llama el periodo neoliberal.
Las inversiones durante el actual periodo, no han sido tan exitosas. Según El Diario de La Paz,
Analistas vinculados a la industria petrolera consideran que la principal preocupación tanto de autoridades de Gobierno, como de empresas y técnicos del área, es que no se concretaron nuevos descubrimientos ni se incrementaron las reservas de hidrocarburos en Bolivia, cuyo nivel se ha estancado en 9.94 TCF de reservas probadas, lo cual estaría limitando una proyección de suministros al mercado interno, hasta el 2016.
YPFB – Corporación incumple, de manera sistemática, el artículo 227 de la Ley que ordena que las certificaciones anuales de las reservas debieran realizarse hasta el 31 de diciembre de cada año.
Sin embargo, dado que durante 7 años de nacionalización, la reservas sólo se han ido consumiendo, y o se han renovado, estas cifras no se han entregado a la población.
La nacionalización de empresas en el primero de mayo, no se dio en esta ocasión, lo que se logró es la expulsión de USAID, la cooperación estadounidense para el desarrollo.
USAID, mantenía millonarios proyectos de salud y de producción agrícola en el país, sobre todo en regiones donde se produce coca.
El presidente del estado plurinacional, y también presidente de los cocaleros del chapara, donde sólo se produce coca excedentaria, dijo al momento de expulsar a USAID que lo que se estaba nacionalizando era la dignidad.
Si esta nacionalización sigue el mismo camino que la nacionalización de los hidrocarburos, los bolivianos deberíamos empezar a preocuparnos por la renovación de las reservas de dignidad.
Actualmente la producción de gas natural de Bolivia se dedica a la exportación y el mercado interno sufre de des abastecimiento. Bolivia no tiene suficiente gas para echar a andar el Mutún y varias empresas nacionales no cuentan con el suministro del gas que necesita.

 

Comments are closed.