El tema económico más importante del fin de año y ahora el inicio del 2013 es sin duda el abismo fiscal de EEUU.

La Cámara de Representantes respaldó durante la noche del martes, finalmente, el acuerdo aprobado un día antes por el Senado, con lo que Estados Unidos se salvó del abismo fiscal y se ha evitado una crisis económica de repercusión mundial.

Aun faltan detalles pero el objetivo de principal se ha logrado, con lo que los mercados están más optimistas esta mañana.

En Bolivia mientras tanto, en un encuentro de fin de año entre empresarios, organizado por El Deber de SC, los grandes empresarios cruceños se mostraron optimistas sobre el 2013.

La economía cruceña creció en 2012, lo hizo pese a que se vio obligada a lidiar con las permanentes trabas para la exportación y reglas poco claras que desincentivan la inversión.

“La agroindustria, la agroexportación, el azúcar y el alcohol de Santa Cruz han sido los productos que más contribuyeron a la economía del país, a pesar de las limitaciones para la exportación”, enfatizó el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Daniel Sánchez.

A septiembre de 2012, las exportaciones cruceñas crecieron un 21% con relación al año anterior. Las exportaciones no tradicionales también repuntaron un 35%. Santa Cruz representa, además, el 70% de la seguridad alimentaria del país.

José Luis Parada, secretario de Hacienda de la Gobernación, incluso destacó que hace un siglo Santa Cruz aportaba solo con el 1% al Producto Interno Bruto (PIB) del país y ahora lo hace con un 27%. En el mismo periodo, el pago de impuestos de la región (sin contar el IDH) también aumentó del 1% a casi el 50%.

Lo que buscan para el 2013 es mayor sinceridad con las leyes productivas y luz verde permanente a las exportaciones agroindustriales y de productos no tradicionales que el año que acaba sufrieron trabas.

Gabriel Dabdoub, presidente de la Federación de Empresarios de Santa Cruz, asegura que hay normas que son urgentes de tratar como la reglamentación de la Ley de la Madre Tierra, los proyectos de ley de bancos, de inversiones,  de la Función Económica Social, de desmontes y quemas, además de la ley de bosques  y la ley contra avasallamientos.

Los empresarios cruceños no son los únicos que esperan nuevas y claras reglas del juego en la economía de Bolivia.

Entre festejos, navideños y vísperas del año nuevo, El Estado nacionalizó, 4 empresas de servicios de distribución de energía eléctrica en La Paz y Oruro. Estas empresas pertenecen a la española Iberdrola.

Una vez más, más que una nacionalización, como la entiende el público, se trata de una compra forzosa de acciones. Una de las diferencias con nacionalizaciones previas, o recompras previas es precisamente que no es una recompra, estas empresas nunca le pertenecieron al estado.

El argumento de que se está recuperando empresas que le pertenecían al estado, ya no es válido en este caso.

Como tampoco es válido el respeto a las inversiones privadas, una vez más es una falta de seguridad jurídica que podría afectar al interés de las inversiones extranjeras que consideran llegar a Bolivia.

EL año pasado Bolivia fue el país menos atractivo para la inversión minera debido a su falta de seguridad jurídica en cuanto a la propiedad privada, se lo dijeron más de 800 empresarios al Fraser Institut de Canadá.

El 2013 empieza el 7 año en el que Bolivia aun espera la ley de minería. La ley de inversiones tampoco llegó el 2012 y ahora será más difícil aun redactar una ley de inversiones que deje espacio para que el Estado obligue a los inversionistas a entregar sus empresas en algunas fechas especiales como el 1 de mayo o en los días entre navidad y año nuevo. Así no se atraen inversionistas.

 

Comments are closed.