El petróleo cerró el mes de marzo con un aumento de 7,46% en el precio. Este nuevo incremento es muy importante para Bolivia. Hasta febrero, el precio había perdido algo más de 2% de su valor, pero con la recuperación en marzo, el primer trimestre de 2013 en incremento 5,64%. Es decir que el precio de venta de gas a Brasil y Argentina seguirá subiendo.

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año, el precio del gas nacional para el mercado argentino fue  de US$10,59 por millón de BTU (unidad térmica británica).

En el caso del mercado brasileño, durante el primer trimestre de 2013, el precio del gas natural fue de aproximadamente US$8,86 por millón de BTU.

El efecto positivo se lo puede ver también en las cifras de exportación durante el primer bimestre. De acuerdo con el más reciente informe del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El saldo comercial de enero y febrero alcanzó un total de  US$547MM, que corresponde a un incremento de 186%,

Las exportaciones de productos nacionales subieron en 34 %, comparando con el año pasado, el incremento fue de US$475,96MM.

En tanto que las importaciones también aumentaron, aunque sólo en 10%.

La exportación de gas natural sigue en ascenso, en el primer bimestre subió en 31%, comparando enero-febrero 2012 y 2013, de acuerdo con el informe del INE.

A pesar del aumento en la facturación, la participación del energético fue en descenso, pues bajó de 51,50 a 50,45 % en el total nacional. Las exportaciones totales de hidrocarburos sumaron US$984,30 MM de, un aumento de 28%.

En un tema relacionado, Página 7 de La Paz, asegura que:

La subvención por habitante o per cápita de los carburantes llegará este año a 690 bolivianos (99 dólares), monto que supera casi 25 veces o en 2.364% a lo que costaba en 2006, cuando apenas alcanzaba a 28 bolivianos.

El tema salió a la luz debido a las discusiones sobre el aumento salarial entre la COB y el gobierno, que sigue generando polémica.

Según la respuesta del Gobierno al pliego petitorio nacional de la COB, el subsidio al diésel, la gasolina y el Gas Licuado de Petróleo (GLP), entre otros combustibles, tiene un costo anual de 7.380 millones de bolivianos (1.060 millones de dólares).

El Estado subvenciona los energéticos para que no se incrementen las tarifas del transporte público y, en consecuencia, otros precios de la economía.

Sin embargo, como escuchamos ayer un informe sobre la eficiencia de los subsidio energéticos y como eliminar estos subsidios, presentado por el FMI el 27 de marzo, asegura que los subsidios son una manera muy ineficiente de apoyar a los pobres.

En promedio, el 20% más rico de los hogares de países de ingreso bajo y mediano capta seis veces más subsidios de combustibles que el 20% más pobre.

En términos globales el 61% del subsidio a la gasolina beneficia al 20% más rico y sólo el 3% al 20% más pobre. En el caso del diesel, el 20% más rico se queda con el 42% del subsidio y el 20% más pobre se queda apenas con el 7%. En el caso del GLP, el 20% más rico se beneficia con el 54% del subsidio y el 20% más pobre con el 4%.

Las cifras del FMI estarían ayudando a la COB en rebatir los argumentos del gobierno cuando se trata de negociar el aumento salarial.

 

Comments are closed.