El precio del petróleo sigue cayendo y el WTI de EEUU volvió a cotizar por debajo de US$ 40 el barril durante la jornada de ayer. El efecto sobre el precio de venta del gas boliviano es un tema muy importante para Bolivia.

En el caso de las ventas a Argentina el precio de nuestro gas paso de US$ 11,2 el millón de BTU en su pico de 2012 a US$ 5,4 MMBtu en el tercer trimestre de este año. (48,21%)

En el caso de Brasil el precio de nuestro gas pasó de US$9,4MMBtu en su pico de 2012 a US$5,7MMBtu en el tercer trimestre de 2015. (60,63%)

Las perspectivas para el precio del petróleo no son buenas. Irán está listo para inundar el mercado en cuento se levanten las sanciones y el efecto sobre el precio sería muy fuerte.

El ministro del Petróleo Bijan Zanganeh dijo a la prensa que Irán planea duplicar sus exportaciones de petróleo crudo en cuanto se retiren las sanciones, que las autoridades calculan para comienzos del 2016. Irán planea empezar a exportar ese petróleo adicional seis meses más tarde. “No deberíamos preocuparnos por los precios, que se preocupen otros” dijo el ministro.

Para Bolivia la preocupación debe ser aun mayor ya que uno de los planes de Irán para cuendo se levanten las sanciones en incursionar el merado de GNL. Un sistema mediante el cual el gas natural es enfriado y condensado hasta transformarlo en líquido, lo que permite que sea transportado en barcos tanqueros.

Argentina Y Brasil tienen plantas de regasificación que es donde se recibe este gas natural. Es decir que este producto está en competencia directa con el gas que nosotros vendemos.

Por ahora el precio del GNL es más alto que el gas que Bolivia vende, pero aun así tanto Brasil como argentina compran este GNL.

El ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez, informó que el 26 de noviembre viajará a Brasilia, para ampliar el contrato de venta gasífera al país vecino. “Estoy seguro que los precios (de venta) van a ser mayores”, dijo según la revista Oxigeno.

Sánchez informó que el contrato con Brasil es, en primera instancia, hasta el 2019, pero espera que tras su viaje este se amplíe por “20 o 30 años más”.

El mercado de GNL ha estado reduciendo precios por la llegada de nuevos exportadores. Y el gas natural convencional que Bolivia vende también ha estado bajando sus precios porque está ligado el precio del petróleo. El ministro Sánchez no explicó la razón para el optimismo sobre el precio del gas boliviano.

Otro anuncio interesante sobre el gas nacional es que el ministro estima que las reservas están aumentando. Se refiere a las reservas probadas que como su nombre lo indica deben ser certificadas por estudios independientes que según la ley se deberían realizar cada año.

Bolivia no ha certificado sus reservas desde 2013 aun así el ministro considera que han subido y esto es importante para las negociaciones con Brasil pues debemos poder demostrar que Bolivia aún tendrá gas para vender cuando se renueve el contrato.

 

Comments are closed.