El precio de las materias primas agrícolas está subiendo debido a la peor sequía en 50 años que ha golpeado a las regiones de producción de granos del hemisferio norte. El precio del trigo ha subido en más de 40% con respecto esta fecha del año pasado.

Inclusive la soja que ha estado reduciendo su precio internacional los últimos 2 meses, se cotiza 20 más cara que hace un año.

Sin embargo, EEUU anunció que no se reducirá la cuota de Etanol a base de maíz par la mezcla con la gasolina convencional a la venta en ese país. El precio del maíz ha subido en 21,22% con respecto al año pasado, precisamente por la sequía.

La política de favorecer la energía renovable ha podido más en EEUU que los llamados de los ganaderos que quieren que se destine menos maíz a al etanol para poder usarlo como alimento de ganado.

El tema de la política energética se discute ahora en todo el mundo. Según la más reciente edición de la carta informativa Siglo 21, la Agencia Internacional de Energía ha presentado un nuevo informe  de Perspectivas de la energía a nivel mundial 2012 que sugiere cambios importantes en el sector energético.

Uno de los principales factores de cambio es el resurgimiento de la producción de petróleo y gas en Estados Unidos y podría seguir reconfigurándose con la retirada de energía nuclear en ciertos países, el rápido crecimiento de las tecnologías eólica y solar, y a la propagación de la producción de gas no convencional globalmente.

Según la AIE el planeta vive un momento clave: Las perspectivas de los mercados internacionales del petróleo dependen del éxito de Irak en la revitalización de su sector petrolero. Pero lo más importante en este momento son las políticas energéticas claras, sobre todo en el tema de mejorar la eficiencia energética mundial.

“Teniendo en cuenta todos los nuevos desarrollos y políticas, el mundo está fracasando en conducir el sistema energético mundial por una senda más sostenible”, asegura el informe. Según las predicciones del WEO, la demanda mundial de energía crece más de un tercio en el periodo que va hasta 2035; China, la India y Oriente Medio representan 60% de dicho aumento.

Pese al crecimiento de las fuentes de energía de baja emisión de carbono, los combustibles fósiles siguen siendo predominantes en el mix energético mundial, apoyados por subvenciones que alcanzaron un valor de US$523.000 MM en 2011, un aumento de casi 30% respecto a 2010 y seis veces mayor a las subvenciones a las energías renovables.

La subida de los precios del petróleo ha motivado el monto de las subvenciones a los combustibles fósiles, que siguen estando mayoritariamente en vigor en Oriente Medio y el Norte de África, donde parece haberse perdido el impulso para su reforma.

Energía para todos: La AIE muestra que pese al progreso del pasado año, cerca de 1.300 millones de personas siguen careciendo de acceso a la electricidad y 2.600 millones no poseen acceso a instalaciones modernas para cocinar. Diez países reúnen dos tercios de la población que no tiene electricidad, y sólo tres países (India, China y Bangladesh) congregan a más de la mitad de aquellos sin instalaciones modernas para cocinar.

Panorama pesimista: los autores del WEO estiman que se precisará una inversión acumulada de US$1B (un millón de millones) si se pretende lograr el acceso universal a la energía para 2030.

 

Comments are closed.