La economía formal en Bolivia generalmente tiene poco que celebrar.

Según los empresarios privados, durante los últimos seis años, el aumento salarial acumulado en favor de los trabajadores, llegó al 130%, mientras que la inflación en el mismo período fue 79%, lo que se tradujo en un aumento real en la capacidad adquisitiva de los ingresos de los trabajadores.

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Mario Yaffar, presento estas cifras antes de reunirse con los trabajadores y el Gobierno a fin de considerar el incremento salarial 2014.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Trujillo, señaló hace un par de semanas que los trabajadores negociarán el incremento en base al crecimiento de la economía y no solamente por la variación de precios de la canasta familiar, aunque no se refirió al diálogo tripartito propuesto por los privados.

El anuncio sorpresa del doble aguinaldo llevo al gobierno a dar una cifra que resulta importante para el sector formal y para entender la importancia que se le da a cada sector.

El anuncio del doble aguinaldo fue rechazado por quienes decían que provocaría inflación. El ministerio de economía dijo que no porque sólo el sector formal recibiría el doble aguinaldo y este es sólo el 30% de los trabajadores de Bolivia.

Cuando se trata de proteger al sector formal, estas no son buenas noticias. Sobre todo en un año electoral. Favorecer a l sector formal es castigar al sector informal que tiene más del doble de votantes.

Aún así el sector formal es el que aporta a la economía con el pago de impuestos y con la protección de sus trabajadores y el pago al sistema de jubilación.

La Cámara Nacional de Industrias (CNI) planteó a la Asamblea Legislativa garantizar mayor seguridad jurídica para las inversiones nacionales y extranjeras en la futura Ley de Inversiones, lo dijo el presidente de la institución, Mario Yaffar.

Yafar también pidió que se elimine la palabra nacionalización de la nueva ley de inversiones.

Otro de los problemas que también están relacionados al año electoral es el de la competencia desleal que representa el sector informal.

Las empresas legales del país son las que pagan impuestos y deben cumplir la ley del trabajo y con los aumentos salariales decretados anualmente y el doble aguinaldo. Pero los informales son los contrabandistas, comerciantes y productores que no pagan impuestos y no protegen a sus trabajadores. El problema es que los segundos son, según el ministerio de economía, el 70% de los trabajadores del país y por lo tanto tiene un peso político muy importantes.

Esto explicaría porque el gobierno no quiere presionar a algunos sectores informales.

Un ejemplo es la ropa usada, que según las leyes bolivianas vigentes es ilegal.

Según el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Víctor Ramírez, entre 2006 hasta hoy, la venta de ropa usada en el mercado interno se incrementó de $us 80 millones a $us 160 millones y el número de vendedores en este periodo ascendió de 30 mil a 250 mil, señaló.

Pero este no es el único problema que enfrenta el sector legal en el país. La Cámara Nacional de Industrias (CNI) informó que el sector pierde al menos 40% del mercado nacional por la mayor participación de las empresas públicas en la economía. Esta competencia sería saludable si no fuera porque es desleal. Las empresas estatales no compiten de igual a igual.

Pueden, por ejemplo, importar alimentos caros para venderlos a un menor precio y es el Estado el que asume la diferencia, con los impuestos que pagan las empresas formales.

Otra competencia desleal es la ilegal.

Por ahora, al menos en el leguaje, se mantiene la diferenciación de informal e ilegal. Los informales serían los que realizan actividades que podrían ser formales si sólo se inscribieran en la renta y pagaran impuestos.

Los ilegales son otro problema, el caso más evidente es el de los narcotraficantes que ni registrándose para pagar impuestos podrían ser formales. Pero claro están los cocaleros que tampoco pagan impuestos pero estos vendrían a ser informales. Las líneas que los separan son delgadas.

 

Comments are closed.