La noticia económica que domina la prensa este martes 19 de agosto es sin duda el nuevo acuerdo de pago de Petrobras a YPFB.

La adenda No. 6 al contrato de compraventa de gas natural implica un pago de Petrobras a Bolivia hasta el 30 de agosto próximo de una deuda acumulada en los últimos años por los combustibles licuables que fueron enviados a Brasil en medio del gas natural exportado desde yacimientos bolivianos.

El Diario: La cifra inicial de la deuda era de $us 496 millones, pero se redujo a $us 434 millones, debido a que $us 62 millones corresponden a una “penalidad” por “algunas deficiencias” que Bolivia tuvo en la entrega de gas a Brasil, según mencionó el presidente Morales. “Lo que se ha firmado es que Brasil va a pagar 434.464.000 dólares hasta el 30 de agosto de este año, (son) los nuevos ingresos de YPFB. Saludar estas negociaciones”, manifestó el mandatario.

De acuerdo con el portal hidrocarburosbolivia.com, el país exportaba gases pesados a Brasil que no eran pagados porque no estaban contemplados en la fórmula que establece los precios del gas y porque no se contaba con plantas separadoras de líquidos. Ahora, con el funcionamiento de las plantas Gran Chaco y Río Grande, el “gas pesado” se queda en el país.

Página Siete: La segunda explicación realizada por el titular de YPFB tiene que ver con la suscripción de un nuevo contrato interrumpible de compraventa de gas natural que viabiliza la entrega de 2,2 MMmcd hasta 2016 con opción de un periodo adicional a ser negociado entre las partes.

En el contrato establece un precio inicial de venta de 10,24 dólares por millón de BTU.

Villegas resaltó que se trata de un precio inédito en la negociación pues se aprovecha la existencia de un gasoducto que va desde Río Grande  hasta San Matías, y desde allí hasta Cuibá, Mato Grosso do Sul, donde está ubicada la termoeléctrica de Mario Covas.

Morales aprovechó para recordar las cifras antes y después de la nacionalización de los recursos naturales y expresó su confianza porque al año comiencen las negociaciones para renovar el contrato que vence en 2019.

Lo que no se ha resaltado en estos anuncios es que nuevamente se ha firmado un contrato interrumpible como el que se firmó con argentina.

En esa oportunidad se estableció mandar 2,7MMm3d y es un acuerdo que aun mantenemos.

Si argentina paga o no por este gas y los 17MMm3d del contrato original, aun es incierto: fuentes no oficiales dicen que Argentina debe de varios meses. Carlos Vollegas asegura que estas cuentas están al día pero YPFB no ha publicado los estados de cuentas de de la empresa: A pesar de que la ley dice que se debería hacer cada 3 meses.

Volviendo al tema de los contratos interrumpibles, el de Argentina se logró con el gas adicional que se extrae en Bolivia que debía ir a la siderurgia del Mutun.

La Jindal que llegó al país en 2007, se fue porque necesitaba un mínimo de 6MMm3d, YPFB solo podía ofrecer 2,5 y Bolivia se quedo sin siderurgia.

Este gas adicional entonces se va a Argentina, curiosamente no se va a suplir el mercado interno como lo dicta la constitución política del estado. No, se va a Argentina a pesar de que en Bolivia falta gas para las cementeras en Santa Cruz, y los parques industriales de Santa Cruz, Traija sucre y La Paz

El nuevo acuerdo con Brasil es más de lo mismo, Bolivia está mandando más gas a Brasil a pesar de que el mercado interno no está siendo abastecido.

 

Comments are closed.