Las declaraciones del ministro de economía Luís Arce Catacora, en las que asegura que la inversión privada o la falta de inversión privada es la responsable por la reducción en las expectativas de crecimiento económico en Bolivia siguen generando repercusiones.

Segú el Ministro de economía Bolivia ya no crecerá en 5,9% este año sino sólo en 5%. Y esto se debe a que la inversión privada en Bolivia es una vergüenza.

El sector privado por su lado ha mencionado algunas de las razones por las que considera que no hay incentivos para invertir en el país.

Según El Diario de La Paz, Julio Roda, presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), dijo que el 2013 y 2014 el sector agropecuario realizó millonarias inversiones.

Oswaldo Barriga, gerente general de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, dijo que las declaraciones del ministro no tiene sentido. Coincidió con Roda, señalando que la seguridad jurídica es vital, así como la modificación de algunas normas. En referencia que el gobierno prohíbe la exportación de productos agrícolas producidos por el sector privado.

Según El Deber de Santa Cruz, el gerente general de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Osvaldo Barriga, sostuvo que “Hay restricciones a las exportaciones, cupos internos, puentes que se caen, bloqueos, una ley de inversiones sin consenso, incrementos salariales, etc, todo tipo de políticas contra los privados, pero seguimos invirtiendo.

Es una aberración decir que el sector privado no está invirtiendo. Nosotros más bien le exigimos al ministro Arce que se siente a trabajar en lo que se le ha pedido en la cumbre agropecuaria”, aseveró Barriga.

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) Demetrio Pérez fue más allá. “Hay que ser claros, hay una incertidumbre, nadie puede invertir si está amenazado por avasalladores. Si el ministro tuviera tierras seguro no invertirá ni hará mejoras por el miedo a que se apropien de sus tierras”.

Otros sectores aun no responden de forma tan clara como el agro cruceño que a identificado la falta de seguridad jurídica no el principal obstáculo para la inversión.

Entre los obstáculos para las inversiones más grandes del país está también la falta de gas natural. El Mutún aun no funciona porque según la Jindal, empresa invitada por este gobierno, no se le entrego el gas prometido. Hay al menos dos cementeras en Santa Cruz que no pueden realizar millonarias inversiones porque YPFB dice que no hay gas natural para bastecerlas.

Pero también ha surgido otra explicación y es que simplemente no se está contabilizando bien la inversión privada. Por ejemplo los sobornos necesarios para que las empresas privadas puedan trabajar no son contabilizados como parte de la inversión privada. Hasta hace poco en algunos países esto era deducible de impuestos.

Los rescates que deben pagar los empresarios privados que han sido avasallados, tampoco figuran como inversión privada.

También hay otras formas de desincentivo. Como la competencia desleal del estado y la competencia ilegal del contrabando.

Probablemente lo más importante de este intercambio de ideas entre El ministro Arce y los privados es que el ministro ha dejado de negar la crisis y ha pasado a buscar un culpable. Es un cambio muy importante en el discurso.

 

Comments are closed.