La ley de minería aun no llega y ya va 7 años que se la está elaborando, ya son 2 años desde que el ministro de minería de la época dijo que estaba casi lista. Mientras tanto, hay algunas otras leyes que van llegando como parches para una situación que va cambiando.

La prometida ley minera ya lleva 7 años en su elaboración y las condiciones de la minería en el mundo y en Bolivia han cambiado en este tiempo.

El boom de los precios de las materias primas mineras se ha frenado y aunque los precios siguen altos, ya no están creciendo al ritmo al que crecían cuando se empezó a redactar esta ley.

Por otro lado, la propia falta de una ley minera en Bolivia durante 7 años, ha hecho que Los inversionistas internacionales en minería consideren al país como una mala opción para la inversión. Principalmente porque no se respetan los derechos de las empresas y porque se premia a los avasalladores de las minas, con contratos de trabajo en la estatal minera.

La falta de seguridad jurídica es en sí misma una forma de disuadir a los inversionistas.

Ayer, el ministro de Minería, Mario Virreira, anunció la presentación a la Asamblea Legislativa de un proyecto de ley destinado a regularizar los contratos mineros que están pendientes actualmente.

Este proyecto de ley acompaña a otro que está en tratamiento actualmente en la Cámara de Diputados, que incorpora en el Código Penal los tipos penales de avasallamiento en área minera, explotación ilegal de recursos minerales y venta ilegal de recursos minerales.

Pero según el Instituto Fraser de Canadá, Bolivia es considerado por los líderes en minería mundial como el peor lugar para invertir si se toman en cuenta las “actuales condiciones regulatorias y las restricciones de tierras”.

El ministro de minería, Sin embargo, no dio a conocer para cuándo se presentará este otro proyecto de ley ante el Órgano Legislativo. Los antecedentes indican que esta ley podría demorar.

En otros temas de algunas leyes prometidas que afectan directamente la economía nacional y que aun no llegan, está la ley financiera.

Siglo 21 en su edición de esta semana asegura que, ni siquiera un terrorista financiero hubiera sido capaz de crear la sensación de inseguridad que ahora domina el sector bancario a raíz de las medidas que anunciando el gobierno.

El Diario de La Paz dedicó sus ediciones del fin de semana a reflejar la incertidumbre que vive el sector financiero ahora que se aproxima la aprobación de la Ley de Bancos. Su último título fue: “Está en peligro la estabilidad del sistema financiero”.

De nada sirvió la conciliación que hizo el vicepresidente, ofreciendo cambios en los artículos más polémicos del proyecto de ley: no hubo ningún cambio.

Es más, el ministro del sector, Luís Arce Catacora, siguió ofreciendo nuevas iniciativas de otros cambios, en lugar de responder a los motivos de la angustia del sistema financiero.

Un detalle preocupante es que; Lo que se sabe es que el gobierno insiste en fijar, por su cuenta, las tasas de interés del sistema financiero, con lo cual pretende reducir la tasa de rendimiento que tienen los operadores.

Segú Siglo 21 este es un tema político y no económico: La idea es que este forcejeo deje claro para los electores que si van a recibir créditos con tasas de interés bajas no ha de ser porque los bancos son buenos, sino porque el gobierno les ha obligado a bajar sus utilidades.

Queda en pie la amenaza que hizo Catacora a los banqueros: si no aceptan estas reglas, pues se ha proceder a nacionalizar los bancos, como ocurrió en México. Esto aun sabiendo que la nacionalización en México fue fracaso rotundo.

 

Comments are closed.