Mientras se anuncia la exportación de GLP a Paraguay tan pronto como el 28 de este mes, el abastecimiento del mercado interno sigue en duda.

Las fuentes oficiales dicen que se trata de una falta de GLP por el aumento inusual en la demanda debido al invierno.

Pero dado que todos los años el invierno cae más o menos en la misma fecha; en el resto del planeta, las empresas de gas saben que en esta época el consumo aumenta y vienen tomando previsiones para abastecer el mercado desde hace mucho tiempo. EN Bolivia, sin embargo, cada que llega el invierno el aumento en la demanda parece sorprender a YPFB.

Según la prensa cruceña, fuentes del Ministerio de Hidrocarburos, aseguran que hasta fin de mes se prevé importar 150 toneladas métricas día (TMD) del energético.

El gerente regional de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Nelson Lamas, anunció un mayor control en las ventas.

En resumen las importaciones de GLP podrían seguir aun cuando ya estemos exportando a Paraguay. Lo que lleva a preguntar qué pasó con la constitución política del Estado que dice que el abastecimiento del mercado interno tiene prioridad.

Otro tema importante para el país que tiene que ver con el abastecimiento al público el tema del pan y la prohibición argentina a las exportaciones de harina de trigo.

Las políticas de amedrentamiento de los productores de trigo en Argentina han llegado a tal punto que su producción ha caído. A caído tanto que este país que solía abastecer a Bolivia y el mundo, ya no produce suficiente trigo para abastecer su mercado interno.

Hace poco las autoridades argentinas frenaron un embarque de trigo que llegaba a su país desde Uruguay, simplemente porque sería un golpe muy duro a la administración de la señora Cristina Fernández de Kirchner, el tener que admitir que Argentina se convierta en un importador de trigo.

Pero el fenómeno es bien conocido en el mundo. Cuando a los productores se les amenaza con cerrar fronteras a las exportaciones, y con controlar los precios ene l mercado interno, la consecuencia es siempre la misma, en el largo plazo la producción cae.

El caso de Argentina y el trigo es muy importante para Bolivia porque afecta directamente el precio del pan. Bolivia Importa harina de trigo y trigo de Argentina y EEUU, porque no se produce suficiente trigo en Bolivia para cubrir el mercado interno.

Según el Diario de la Paz, El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez aseguró ayer que se trabaja en un programa nacional de producción de trigo que dará resultados en aproximadamente 12 años, el mismo contempla diversos aspectos, entre ellos el mejoramiento de las semillas a fin de incrementar las hectáreas de trigo cosechadas.

Desde Tailandia llega una noticia que debería interesar a Bolivia y Argentina en este sentido.

El mercado mundial del arroz está en alerta, Tailandia ha producido una cantidad de arroz tan grande este año que podría abastecer por sí sola la demanda del comercio mundial de un año.

Es tan grande la cosecha que los mercados temen un colapso en los precios.

La política de Bangkok fue simple, ellos en lugar de amenazar a los productores con sanciones si no producen más y no bajan el precio del arroz en el mercado interno, decidieron pagarles más a los productores locales por el arroz.

Esto es importante para Bolivia donde la empresa de alimentos del estado compra productos extranjeros a un mayor precio al que está dispuesta a pagar a los productores locales.

En resumen, Argentina es una muestra de lo que no hay que hacer para aumentar la producción, mientras que Tailandia ofrece una demostración de una política que si funciona, funciona tan bien que hasta bajan los precios de los productos. Y al fin y al cabo lo que las dos políticas buscaban era reducir el precio para el consumidor.

 

Comments are closed.