La noticia del día es el Informe de Monitoreo 2014 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), publicado ayer, según el cual, el 40% de la producción de coca en Bolivia se vá al mercado ilegal.

La producción potencial de coca en Bolivia llegó a 33.100 toneladas en 2014, de esto 60%se comercializó en el mercado legal y 40%en el ilegal.

El cultivo de coca disminuyó en 11% en Bolivia en 2014 en comparación a 2013. La superficie cultivada se redujo de 23.000 a 20.400 hectáreas. El área cultivada en 2014 es la más baja desde que esta oficina inició el monitoreo de cultivos de coca en Bolivia en  2003.

El informe llevó al líder cocalero y presidente de Bolivia Evo Morales a hablar de economía y la importancia de la coca para le economía del país.

Según El País:

El mandatario Evo Morales aseguró que “el tema del narcotráfico era el sostén de la economía del neoliberalismo”, pero que ahora la situación cambió con la modificación del modelo económico y su política antinarcóticos.

“Nuestro representante de las Naciones Unidas nos dice que ahora es menos del 1% del PIB el movimiento de los cultivos de coca y los derivados como la cocaína”, aseveró el gobernante. “El narcotráfico no decide nuestra economía”, agregó.

La producción potencial de hoja de coca a nivel nacional fue estimada en 33.100 toneladas en 2014. El valor total de la producción de este elemento en Bolivia se redujo de 294 a 282 millones de dólares respecto a 2013. Este valor representa el 0,9% del PIB y el 8,8% del PIB agrícola del país.

Claro que la influencia de la hoja de coca o se puede medir según su valor como coca sino en su valor como cocaína. La hoja de coca contiene entre 0,3% y 1,5% del alcaloida o cocaína. La proporción varía según la variedad. La coca del chapare por ejemplo tiene más alcaloide pero es menos apetecida por los acullicadores.

La de los yungas tiene menos alcaloide pero es más apetecida por los acullicadores tradicionales, claro que no es tan eficiente para producir cocaína.

Los métodos para producir cocaína se están refinado y se ha dado una revolución tecnólógica que permite su elaboración en pequeña escala. Esto explica por que el mercado legal de la coca ha crecido, pues los narco laboratorios que ahora necesitan menos coca, pueden comprarla del mercado legal.

Tratar de medir el impacto económico de la coca según el precio de la hoja de coca es algo ingenuao, es bien sabido que el impacto real debe ser medido según el precio de la cocaína que se produce con esta coca.

Recientemente JAVIER DE J. MANSILLA, en una nota de El Deber, asegura que según datos del exterior, por confirmar, dicha coca contiene 0,21% de cocaína o dos kilos y 100 gramos por cada tonelada; que fabricar cocaína en Bolivia es más rentable que en Colombia o Perú, puesto que acá deja un margen de ganancia de unos 5.000 dólares por kilogramo, comparados con dos o tres mil en esos países.

No se puede medir el impacto de la coca en el país según su precio como coca, se debe medir según su precio como cocaína.

 

Comments are closed.