La cotización de los minerales en el mercado de Londres (referencia para Bolivia) continua a la baja: por ejemplo, el precio del estaño registró un descenso del 22%, en comparación con el promedio de 2011.

El precio del plomo hoy comparado con el promedio de 2011 es 17% menor al igual que el del zinc 17%, el precio de la plata es 34% más bajo y el del oro 12%.

El oro y la plata tienen una cotización que suele ir de la mano por su uso como forma de resguardar ahorros.

En cuanto a los metales industriales, el cobre suele ser un buen indicador para todo el sector, ya que es uno de los materiales más usados, en todo caso el precio del cobre ha caído 12,59 % desde enero.

Según el ex ministro de Minería Dionisio Garzón, Los descensos en los precios están vinculados con el contexto económico global y con las oscilaciones de la oferta y la demanda de materias primas o commodities en los mercados internacionales.

Esta semana el FMI redujo en dos décimas su previsión del crecimiento global, hasta 3,3%, debido a que las medidas anti crisis en Europa no han dado los resultados esperados.

También incide el menor crecimiento de China en el primer trimestre del año,  que fue de 7,7% cuando se había registrado un 7,9% el último trimestre de 2012. Como uno de los principales compradores de materias primas, el mercado chino es muy importante para la cotización de los minerales.

El precio del gas también es crucial para Bolivia dado que representa más de la mitad de las exportaciones. El precio del petróleo ha estado cayendo y ha perdido 14% de su valor con respecto de abril del año pasado.

En el primer trimestre del año el precio del petróleo logro cerrar el trimestre con una ganancia mínima, pero aun así el precio de venta del gas boliviano cayó en 0,8% en el caso de Argentina y 0,89% Brasil.

La caída de los precio de las exportaciones bolivianas, tienen un efecto obvio sobre nuestra economía pero también tienen otro tipo de efectos, como el efecto sobre la inversiones. A los inversionistas les gusta saber que una economía tiende a crecer para invertir, pero también les gusta la seguridad jurídica.

Al respecto, una nota de El Diario de La Paz asegura que, con expresiones de preocupación e intranquilidad reaccionaron ayer algunos miembros del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia, al referirse al próximo 1º de mayo que en Bolivia el Gobierno celebra, especialmente, con una eventual “nacionalización” de empresas que realizan inversiones procedentes de otros países industrializados.

Los asistentes al “encuentro con representantes diplomáticos en Bolivia, en el marco de la Diplomacia Parlamentaria” hicieron conocer sus criterios en entrevistas con EL DIARIO. El temor es que el gobierno del presidente Evo Morales prosiga con su política de expropiaciones de empresas de capitales extranjeros, a la cual se calificó como “decisiones inamistosas” por la Unión Europea, en febrero pasado.

El ministro consejero de la Delegación de la Unión Europea en Bolivia, Alain Bothorel, y el embajador de la República Federal de Alemania, Phillip Schauer, quien es representante oficial del cuerpo diplomático acreditado en el país, se pronunciaron al respecto.

Schauer, en entrevista exclusiva con EL DIARIO, manifestó su intranquilidad por la posibilidad de que el Gobierno lleve a cabo una nueva expropiación. “Es posible pensar qué podría ocurrir y cuál sería la próxima nacionalización este primero de mayo, en ocasión del Día del Trabajador”, dijo.

Esto no es un aspecto positivo para los inversionistas. Si uno quiere inversiones hay que cuidarse un poco en materia de nacionalizaciones. Hay otros aspectos, como la promoción, el incentivo para crear condiciones positivas”, recomendó el diplomático.

Las cotizaciones de los minerales y otras materias primas que exporta Bolivia son decisivas para las inversiones que llegan al país, sin embargo la seguridad jurídica es crucial.

Con las altas cotizaciones de materias primas, las inversiones tenían un incentivo que podía llegar a superar los prejuicios generados por las nacionalizaciones y falta de seguridad jurídica. Si los precios bajan lo único que quedará son las condiciones desfavorables.

 

Comments are closed.