Los recursos del estado están disminuyendo por la caída del precio del petróleo. Los recursos de las regiones como gobernaciones y alcaldías son los más afectados por los recortes en el IDH.

El gobierno dice que la reducción en los ingresos por la venta de gas natural podría llegar a US$3.000 MM hasta fin de año aunque analistas independientes dicen que la caída podría ser de US$4.000MM.

El tema de la falta de recursos se torna incomodo en un período en el que el partido de gobierno busca plantear una reelección que la constitución prohíbe explícitamente.

El cambio a la constitución requiere de un referéndum que debe cambiar esta prohibición. Hay varios argumentos que plantea el partido de gobierno para promover la reelección y uno de ellos es económico.

El argumento más débil es que en su partido no tienen otro candidato, pero el argumento económico es un poco más lógico. Ya que los ingresos del país han aumentado durante su gobierno.

Durante el súper ciclo de las materias primas el ministro de economía insistía en que el aumento de los ingresos del estado no estaba relacionado a los precios de las materias primas que exportamos. Se hablaba de un blindaje de la economía Boliviana.

Cuando los precios empezaron a caer, el blindaje fue descartado. Si los precios de las materias primas no están relacionados a los ingresos del Estado entonces la caída en los ingresos tenían que ser resultado de las políticas internas.

Es asi que se descartó el blindaje. Cuando los precios subían el país era independiente de los mercados internacionales. Ahora que los precios están cayendo entonces la economía boliviana reacciona normalmente a los golpes externos.

La reducción de los recursos llega entonces en un mal momento político en el que se busca cambiar la constitución y el tema económico sigue siendo central.

Ayer el ministro de economía Luis Arce Catacora anunció que El gobierno central podrá segur con sus proyectos de inversión y que el fideicomiso para usar recursos de las reservas internacionales netas será destinado únicamente para que las gobernaciones que ahora están sin recursos, puedan cumplir con su rol de contraparte del gobierno central.

“Son exclusivamente para proyectos concurrentes con el Gobierno, cofinanciados con el Gobierno nacional, recursos de contrapartida que ellos tienen que presupuestar y ahora, con estos recursos, van a poder cumplir”, remarcó, citado por ABI.

“(El fideicomiso) no es para nuevos proyectos, no es un tema por la crisis, sino es para agilizar las inversiones que están deteniéndose por falta de recursos previstos en las gobernaciones”, precisó, citado por ANF.

 

Comments are closed.