El Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) puso el martes de ejemplo a Bolivia, junto a Brasil, como país que ha reducido la inseguridad alimentaria por la aplicación correcta de políticas gubernamentales.

Según un reporte de Telesur, que cita el informe sobre el Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo (SOFI-2014), las dos naciones latinoamericanas han tenido programas sociales reconocidos internacionalmente por su contribución al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

No se menciona en el informe que Bolivia ha mejorado sus indicadores de pobreza desde el momento en el que se cambio a forma de medir la pobreza y se dejaron de hacer encuestas directas.

No todos los informes internacionales son bien recibidos en Bolivia. El Gobierno rechazó ayer el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos (EEUU), que presentó a su Congreso y en el que establece que Bolivia incumple acuerdos y compromisos en la lucha antidroga.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, en entrevista con la Red Patria Nueva, dijo: “Como encargado de la lucha contra las drogas por supuesto rechazamos enfáticamente las afirmaciones del Departamento de Estado de Estados Unidos indicando que Bolivia incumple acuerdos”.

En dicho informe el Gobierno de los EEUU apuntó a Bolivia, junto a Venezuela y Birmania, como el país que no cumple con sus compromisos contra el tráfico y la producción internacional de drogas en los últimos doce meses.

El factor coca en Bolivia tiene también un efecto sobre la lamentación ya que hay muchos casos de plantaciones de coca que van desplazando la producción de alimentos.

Claro que este no es el único obstáculo para la producción agrícola en Bolivia.

De acuerdo a los datos del Censo Nacional Agropecuario 2013, los principales problemas para la comercialización de productos de las comunidades hacia sus mercados son el transporte y la infraestructura caminera.

Un 71,8% de los productores de las comunidades encuestados considera que el transporte es el principal problema al que se enfrentan al momento de comercializar sus productos, en segundo lugar se encuentra el mal estado o falta de infraestructura caminera con un 66,1% y en tercer puesto está la falta de mercado con un 63,1%. El informe también menciona otros problemas como: los intermediarios, la falta de organización y los constantes bloqueos que se registran en el país.

Los avasallamientos son uno de los principales problemas para la producción agrícola masiva.

El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) dio un ultimátum al grupo organizado de personas que el domingo tomó posesión irregular en propiedades agrícolas en producción en la zona de Limoncito, ubicada a 150 km al norte de Santa Cruz. Anqué aun no ha explicado cómo es que los avasalladores a menudo portan documentación del Instituto en sus tomas ilegales de tierras.

La producción agrícola ahora enfrenta otras amenazas que legan de afuera. Los precios del maíz, trigo, azúcar, cacao y café cayeron durante el último mes en mercados internacionales sostiene un reporte del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y, según la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), la soya cayó 25% por la sobreproducción en Estados Unidos.

A esto se debe sumar las restricciones a la exportación que han sido implementadas en el país. Este tema está relacionado con la importación de alimentos que está en aumento. Y la importación de alimentos subvencionados por el Estado que compiten de forma desleal con la producción nacional.

 

Comments are closed.