El precio del petróleo en el mercado internacional sufrió una nueva baja este miércoles tras conocerse un aumento en las reservas de crudo estadounidense así como el alza en la tasa de interés en ese país.

En los últimos minutos de la sesión de ayer, el precio del Brent sufrió un ligero retroceso tras el anuncio de una subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal estadounidense (Fed).

Según El Mundo de España, La decisión del banco central refleja la recuperación económica del país, lo que hace prever un futuro aumento de la demanda de crudo en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, la fortaleza del dólar derivada de la subida de tipos puede frenar las inversiones por parte de compradores extranjeros de futuros del petróleo, cuyos precios se fijan en la divisa estadounidense.

El precio del Brent ha perdido cerca de un 15% de su valor desde que el pasado 4 de diciembre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) cerró su reunión en Viena sin un acuerdo para fijar su techo común de producción.

La negativa del grupo de exportadores a rebajar su nivel de bombeo ha llevado a un exceso de oferta global y ha empujado los precios a la baja.

Las apuestas para el próximo año están ahora  dominando el merado.

La EIA, que actualiza su pronóstico de cotizaciones mensualmente, redujo su proyección para 2016 de US$71 por barril en enero a US$50,89 el barril en su previsión más reciente, dada a conocer esta semana.

Estos pronósticos constituyen un cambio brusco respecto de hace un año, cuando la mayoría de los analistas creía que 2015 sería un año de recuperación lenta pero gradual de los precios, a medida que los productores de esquisto de EE.UU. redujeran el gasto y los menores precios de la energía estimularan la demanda.

Esta semana el ministro de economía, Luis Arce, aseguró que el espera que en 2016 el precio del petróleo aumente, debido a que varios países empezaron a disminuir sus inversiones en exploración y producción del crudo,

El precio internacional muestra que el mercado no tiene mucha confianza en la recuperación económica de y la demanda de bienes de los países desarrollados. Esto afecta directamente el precio de otras materias primas y es un duro golpe para el país y la región en la que seguimos siendo altamente dependientes de la exportación de materias primas.

 

Comments are closed.