El anuncio del gobierno de EEUU en sentido de que apoyará con armas a los rebeldes en Siria, ha vuelto poner la geopolítica en el precio del petróleo.
El temor es que el conflicto se extienda en la región y naturalmente el precio del petróleo se elevó, por ahora se mantiene con el precio más alto en dos meses.
Esta es una noticia importante para Bolivia cuyos ingresos dependen del precio internacional del petróleo, por los contratos de venta de gas natural a Argentina y Brasil. También en la balanza están las importaciones de combustibles.
Las importaciones de derivados del petróleo de Bolivia también tienen precios fijados en base al precio internacional del petróleo.
Hoy lunes, como es costumbre en este espacio, veremos la más reciente edición de la carta informativa Siglo 21.
La carta informativa sugiere que El gobierno no ha caído en cuenta todavía que es una vergüenza que siga “descubriendo” las irregularidades que se dan en la mina Huanuni, una empresa estatal administrada por el propio gobierno.
Gerardo Coro, es viceministro de Minería, dijo la semana pasada que Huanuni, la mina subterránea de estaño más grande del mundo, está “en terapia intensiva”.
• Se informa que algunos trabajadores de la mina han decidido no cobrar sus salarios durante dos meses para apoyar a la empresa.
• Y el ministro de minería, Mario Virreira, ha dicho que se propone despedir a 500 trabajadores de la empresa para hacerla rentable.
Este fin de semana, el presidente EMA dio que el casco de minero representó en el pasado una actitud revolucionaria, pero que ahora se ha desgastado por culpa de algunos “ambiciosos”.
• Lo que no llegan a admitir los miembros del gobierno es que la escala salarial que fue denunciada por ellos mismos después de haberla “descubierto” fue aprobada por el propio gobierno.
Otro de los temas analizado por Siglo 21 es el de la nueva ley de bancos que entra en discusión nuevamente hoy en el pleno de la Cámara de Diputados.
La banca nacional, que sobrevivió a la crisis de los ochentas, está ante un nuevo desafío. Si en los años de la hiperinflación debía vérselas con un gobierno que no podía controlar la situación, ahora se las tiene que ver con un gobierno que lo quiere controlar todo.
Lo curioso es que la reforma que propone el gobierno no incluye ninguna de las 40 recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) para prevenir el lavado de dinero.
Otro tema importante para Bolivia es el relacionado al súper ciclo de las materias primas que para muchos está llegando a su fin.
Siglo 21 analiza un informe escrito por David Jacks, economista de la Simon Fraser University, que asegura que los súper ciclos de los precios de las materias primas suelen durar entre 15 y 20 años en alcanzar su pico.
El documento trata de establecer el efecto de los booms y los bajos de las materias primas sobre el crecimiento económico de Australia. Para lograrlo usa los precios históricos de treinta materias primas durante los últimos 163 años y al hacerlo descube algunas tendencias de los súper ciclos que afectan a todos los países que dependen de sus precios.
El súper ciclo de los precios de las materias primas podría estar llegando a su pico más alto o haberlo excedido ya. Las materias primas ahora buscarán estabilizarse en su tendencia natural al alza. Aunque una de sus aclaraciones es que los mercados casi nunca siguen la línea de tendencia, sino que generalmente esta está dada por enormes y volátiles fluctuaciones a ambos lados de la tendencia.
Según Jacks, los súper ciclos se presentan cada vez más frecuentes y generalmente coinciden con la industrialización masiva o urbanización masiva, cuando un gran aumento en demanda se choca con una respuesta lenta por parte de la oferta. Por supuesto que en esta ocasión el enorme crecimiento de China ha resultado en el súper ciclo actual que habría empezado a finales de los 1990.
El documento encuentra 140 booms y 135 caídas en los mercados en el período de análisis y también que los ciclos más cortos tienden a ser más dañinos para las economías de países que dependen de la exportación de materias primas. Las cifras de Jacks muestran que el efecto del Boom no es tan fuerte como el efecto de la caída sobre la economía.

 

Comments are closed.