Las discusiones sobre el aumento de salarios para este año continua.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz, Íver Peña, informó que este sector pide un incremento salarial de 25% y un salario mínimo nacional de 1.500 bolivianos, que reflejarían la reposición real del costo de la canasta familiar.
Entretanto según el diario digital ERBOL, la COD de Tarija, ratificó que realizará la negociación con el Gobierno para exigir un salario de 8.300 bolivianos y un incremento salarial no menor al 30%.

Sin embargo, la decisión final será asumida por los trabajadores en un ampliado nacional.

El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Trujillo, dijo que “Tenemos muchos avances que vamos a hacer conocer en el ampliado nacional, queremos un incremento digno acorde a las necesidades de la canasta familiar”, indicó el dirigente.

Para el sector privado dice la propuesta de la COB es “inaguantable”: “La COB viene insistiendo en una canasta familiar de 8.300 bolivianos que es, pues, inaguantable para cualquier sector. Hasta para el Estado que tiene salarios mínimos en las cooperativas, en las empresas estatales”, asegura el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez.

Según Trujillo, el parámetro para el incremento salarial debe ser fijado a partir del costo de la canasta familiar, estimada en 8.300,50 bolivianos, y reiteró que no negociarán con los empresarios privados, sino únicamente con el Gobierno central.

La COB siempre está dispuesta al diálogo, pero con los empresarios privados no tenemos nada que dialogar; porque la demanda es al Gobierno central y no a los empresarios privados, insiste Trujillo.

Para Trujillo, “lamentablemente el Gobierno no tiene una política económica en el país, lo cual desemboca en un porcentaje de un 4 a 5%, la cual la COB claramente ha rechazado esta postura, por lo tanto nosotros ratificamos que el incremento salarial tiene que ser en base al estudio realizado por los trabajadores, que es la Canasta Familiar, de 8.300,50 bolivianos”.

En los últimos años, el Gobierno incrementó los salarios con base en la inflación, que el año pasado cerró en 4,54%. Sin embargo, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, dijo la semana pasada que también se considerará el comportamiento real de la economía, es decir, si la producción de bienes y servicios podrá absorber la liquidez que será inyectada con el aumento. Es una de las primeras insinuaciones de que el aumento podría al menos en teoría ser menor a la inflación que sale del ministerio de economía.

El Día de SC, cita hoy a Carlos Schlink, economista del año, quien indicó que una persona mínimamente para cubrir su alimentación, vestimenta y salud debe ganar Bs 2.000 mensuales, además, señaló que se debe diferenciar entre sector público y privado, ya que ambos tienen realidades diferentes.

“Para el sector privado se debería tomar en cuenta como techo el incremento de los precios de alimentos, transporte y servicios básicos.

Tiene que existir un equilibrio de posiciones, una negociación entre empresario y obreros, ya que ellos más que nadie conocen los beneficios o pérdidas de la empresa”, dijo Schlink, además de añadir que el Gobierno “maquilla” el indicador, ya que se tiene como parámetro el nivel de inflación, que fue modificado en 2008, por lo que el incremento se da en menor porcentaje.

Según el INE, el ingreso promedio en Bolivia es de Bs 1.617, Lo que está muy lejos de cubrir la canasta familiar  sugerida por la COB de BS8.350. Pero en esta discusión las cifras del INE son muy cuestionadas.

 

Comments are closed.