El precio del petróleo sigue estable en el mercado mundial a pesar de un importante anuncio de la Agencia Internacional de Energía que muestra la creciente influencia de EEUU en el mercado.
Esto no es nuevo, EEUU siempre fue el mayor comprador de petróleo, aunque en los últimos años China ha aumentado su rol en el mercado.
Lo sorprendente del anuncio de la AIE, es que es la producción de petróleo en EEUU la que está dando sorpresas. En los próximos 5 años, un tercio de la producción adicional de petróleo en el mundo llegará de EEUU.
Más aun la oferta mundial de petróleo supera la demanda con lo que se espera que los precios podrían bajar. Esto como sabemos tiene fuertes repercusiones sobre el ingreso en Bolivia, que depende las exportaciones del gas natural cuyo precio está ligado al precio del petróleo.
Las protestas y los conflictos dentro de Bolivia continúan mientras aun no se ha llegado a un acuerdo sobre las jubilaciones entre la COB y el Gobierno.
El dilema continúa y albos vados presentan muy buenos argumentos, el gobierno insiste, correctamente que es imposible pagar jubilaciones del 100% del salario.
Mientras la COB insiste en que si los militares pueden hacerlo ellos también deberían poder.
Mientras los conflictos continúan, es la economía del país la que se ve afectada. Los bloqueos que ya llevan 15 días, perjudican a la producción nacional y a las exportaciones.
Aún no se ha cuantificado el costo de esta ultima rondad de paros y huelgas, sin embargo, el resultado podría ver en la cifras finales del crecimiento del PIB del País.
Pero no todas son malas noticias para el país, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la Inversión extranjera directa creció en Bolivia durante el año pasado en 23%.
La cifra es alentadora, aunque estas inversiones se concentran en el sector del gas y de la minería. Ambos sectores muy golpeados por el mercado internacional y los conflictos internos.
El hecho de que Bolivia representa menos de 0,006% de la IED que llegó a la región, muestra que Bolivia tiene aún potencial para atraer más inversión.
Otro tema importante para la economía nacional, se está presentando en el sector soyero.
El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (ANAPO), Demetrio Pérez, denunció que la ausencia de facilidades en la exportación de soya está provocando que todos los silos de almacenamiento colapsen en el departamento de Santa Cruz.
“Lo que pasa es que en momento de exportaciones o de cosecha, no deberíamos tener los problemas que tenemos en exportaciones. Esto habría significado una exportación normal, pero en este momento no es normal y el problema que tenemos es que ha colapsado la capacidad estática de los silos, no hay una excepción”, afirmó Pérez.
Los impedimentos a los que se refiere Pérez, para exportar soya no son las marchas ni los bloqueos de carreteras. Son las trabas y las prohibiciones a las exportaciones, que son también una de las razones por las que estos sectores no reciben inversión.

 

Comments are closed.