El estaño está en US$11,38 la libra fina, su precio más alto en un año y como suele suceder cuando el precio del estaño sube, el sector minero, sobre todo estatal en el país empieza a hacer noticias.

Por un lado, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) informó que el 28 de enero, vence impostergablemente el plazo para el pago del Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas Mineras (IUE), con cierre al 30 de septiembre de 2012.

El SIN informó que las empresas mineras, comercializadores, ingenios mineros y cooperativas mineras están obligados a pagar este impuesto, de acuerdo a lo que establece la Ley.

El SIN advierte con sancionar a los infractores por incumplimiento de deberes formales y conminará al pago de los impuestos no pagados.

Hasta aquí todo muy claro, sin embargo, según declaraciones recientes de José Pimentel, director de la Corporación Minera de Bolivia aseguró que Vinto, arrastra una deuda de más 70 millones de dólares, que no puede cancelarse debido a que no les llegan los recursos que Impuestos debería devolver por los Certificados de Devolución Impositiva que benefician a los exportadores.

En este caso no hay a quien sancionar ni hay un plazo impostergable, para esta devolución.

Según Pimentel, “Este no es un problema de Vinto, es un problema de Impuestos Internos, y ya sabemos cuál es la política de Impuestos, que siempre trata de evitar la devolución de los Cedeims, ahorrar al Estado, y ese sentido no ha reconocido mucho del crédito fiscal que estaba pidiendo Vinto”, dijo el ex ministro de minería.

Según la autoridad Impuestos Internos ya anunció que no reconocerán muchos de estos certificados, y estos recursos se fueron acumulando por más de 7 años, desde el momento en que se nacionalizó la empresa.

Para Pimentel, “ahí hay un problema estructural sobre el pago del IVA a los productos de exportación, en realidad significa un sobreprecio  a un producto en el cual no es el mercado interno el que fija el precio”, dijo Pimentel.

La autoridad aclaró que “Vinto no está en quiebra” y que a pesar de estos problemas económicos es aún “una empresa rentable”.

Pero el problema es un poco más complicado, la deuda de Vinto, no es con el SIN. Y Las declaraciones de Pimentel responden a declaraciones de los trabajadores de la empresa minera Huanuni, que dijeron antes de fin de año que temen por la quiebra de la empresa Vinto, toda vez que desde hace tiempo tiene deudas y denuncias por supuesta mala administración.

Ante este tema, el Secretario Ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Oruro, Vladimir Rodríguez Hurtado señaló que dicha situación es preocupante, tomando en cuenta, que toda la producción de estaño de Huanuni se concentra en Vinto para su comercialización posterior.

“Es algo que nos preocupa, ojala que Vinto no se declare en quiebra, porque puede ser un gran problema social y no sé qué medidas puede tomar la empresa minera Huanuni. Nos perjudicaría de sobremanera, imagínense, mil toneladas son entregamos al mes a Vinto, ellos tienen que concentrar y vender y de eso mismo nosotros vivimos”, dijo el dirigente.

Pasa que Vinto contrajo deudas con Huanuni por la no cancelación de pago del pago de concentrados de estaño, los trabajadores de Huanuni aseguran que la deuda “sigue aumentando”.

De esta manera, se reactiva la idea de convertir a Huanuni y Vinto en una sola empresa minera estatal, que a consideración de Rodríguez sería la única alternativa, para evitar un conflicto social.

Mientras tanto, la ley de minería sigue haciendo se esperar y ya se acerca el aniversario de 7 años en los que se trabaja en la ley sin resultado alguno.

 

Comments are closed.