El precio del petróleo finalmente logró frenar la tendencia a la baja de la última semana y cerró muy levemente al alza en la jornada de ayer.

Aun así el precio no había estado tan bajo desde la crisis financiera internacional de 2008. Las repercusiones a nivel internacional afectaron a las cotizaciones de las empresas en las bolsas internacionales.

Esto quiere decir que los mercados esperan que el bajo precio del petróleo afecte negativamente a la economía internacional.

Los problemas para los países que, como Bolivia, dependen de la exportación de hidrocarburos se hace latente.

En Rusia, las autoridades aseguran que “Todo indica que los bajos precios del petróleo probablemente dominarán el próximo año. Y es posible que en algunos periodos el precio del petróleo sea de 30 dólares por barril”.

El presupuesto en Rusia fue calculado con un precio de entre US$50 el barril. Las expectativas actuales del precio significan déficit en las cuentas nacionales de Rusia y muchos otros.

A nivel regional, en Venezuela, cuyas exportaciones son casi exclusivamente petroleras las consecuencias serían muy duras. Y esto repercute en otros países. Cuba por ejemplo recibe petróleo de Venezuela a precios preferenciales y con facilidad de pagos. El fin de estos subsidios regionales significaría un duro golpe para los países del caribe.

Según un estudio del BID, en general, las exportaciones de América Latina y el Caribe volverán a caer por tercer año consecutivo en 2015, con Venezuela y Colombia como países más afectados debido al descenso del precio del petróleo, y Guatemala y El Salvador como únicas excepciones de la pérdida generalizada.

La bajada de este año será de alrededor del 14 %, hasta los 914.000 millones de dólares, según el estudio “Estimaciones de las Tendencias Comerciales de América Latina y el Caribe 2016”. El documento fue publicado ayer por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Como principales causas, el organismo apunta a la “fuerte corrección de los precios de los bienes exportados y a la débil demanda de los principales socios comerciales”.

“La mayor contracción comercial desde el colapso de 2009 es un llamado para implementar políticas de diversificación exportadora”, afirmó Paolo Giordano, economista principal del Sector de Integración y Comercio y coordinador del estudio.

Bolivia está entre los más afectados según el BID los principales perdedores serían Venezuela (-49 %) y Colombia (-35 %), seguidos por Bolivia (-32 %), Ecuador (-28 %) y Trinidad y Tobago (-27 %).

El rebote del precio del petróleo aún está muy lejos y para 2016 sólo se esperan reducciones.

 

Comments are closed.